365 días con Cacao de Venezuela

In NOTICIAS by josemiguel

Por Adriana Gibbs

Fotos: Natalia Brand @Gastrobrand

El calendario 2017, editado por el Hotel Intercontinental Tamanaco, está dedicado al cacao, ese “pequeño universo que concentra tesoros insospechados”.

Para ese árbol llamado científicamente Theobroma Cacao (término que proviene del griego y que significa “alimento de los dioses”) el Hotel Intercontinental Tamanaco ha concebido  un calendario de mesa que rinde homenaje a este fruto que tiene -en Venezuela- denominación de origen.

De enero a diciembre, cada mes presenta distintos momentos del cacao: es una suerte de paseo desde la planta hasta la tableta de chocolate: cosecha, fermentación, secado al sol, selección y corte, tostado de las semillas, trillado, descascarillado, conchado y refinado. Todo esto en la buena compañía de citas de distintos autores sobre el cacao venezolano: desde Henri Pittier, quien escribió en el Manual de las plantas usuales de Venezuela (1926) que el cacao criollo “es el cacao por excelencia, el verdadero alimento de los dioses teniendo todos sus elementos combinados en proporción ideal” hasta María Fernanda Di Giacobbe, quien sostiene que “elaborar chocolates y bombones con cacao ciento por ciento venezolanos es un lujo imposible de igualar en  otro país del mundo”.

En su presentación, que tuvo lugar en el Hotel Intercontinental Tamanaco, María Fernanda Di Giacobbe destacó la intención didáctica de esta publicación. “Saber y dar a conocer que nuestra tierra es el suelo del cacao criollo, el más fino y aromático, originario de la cuenca del Lago de Maracaibo; que el cacao trinitario es un híbrido entre el cacao criollo y el forastero; que casas de chocolate como las francesas Bonnat, Valrhona, Chapon y Ducasse y la italiana Amedei exhiben el nombre de Chuao (único cacao con denominación de origen)  como referencia de calidad”. También se habló de su impacto económico. “El cacao debe y tiene que ser un buen negocio para la familia cacaotera”, puntualizó Jorge Redmond, presidente de Chocolates El Rey, quien estuvo presente en el conversatorio que se hizo para el lanzamiento de este calendario.

Esta publicación contó con la asesoría de María Fernanda Di Giacobbe; la producción editorial la encaminó Maribel Espinoza; los textos son de Moraima Márquez Zerpa; y las fotografías  estuvieron a cargo de Jimmy Villalta y Julio Osorio.