¡Chocolate hecho con cacao del estado Bolívar!

In BUENAS PRÁCTICAS, Featured, NOTICIAS, PRODUCTORES by josemiguel

Por Liliana Elías

Fotos: Vivaelcacao.com / Mártin Haars

Decir “estado Bolívar” es caer de rodillas ante la creación más audaz de Dios: Canaima. Es bañarse en las orillas de Churum Merú, es mirar un atardecer desde el Puente Angostura, es reflejarse en el Orinoco, dejarse tragar por el Caroní. Es una semilla de merey, es una sapoara, es la sarrapia, y para quienes no lo saben, es también cacao ancestral.

Sí, desde hace poco menos de tres años el cacao de esta región del Sur Oriente de Venezuela ha ido saliendo del anonimato, no solo por el que cultivan los Yekuanas en el Alto Caura, sino por el que califican de “secreto mejor guardado”, el cacao de Guarataro.

“El cacao de Guayana es tan noble que si te pasas de punto en el tostado la semilla sigue siendo dulce, tanto que hasta una nutella sacamos de él” expresa orgulloso de su plantación Albe Gorrín, representante de Cacao Guarataro, productor y propietario de la hacienda Santa Sofía, en ese sector. Junto con su socio, Mártin Haars, un alemán que hace más de 20 años quedó prendado de Venezuela, hacen del cacao bolivarense una maravilla con calidad de exportación.

Hágase el chocolate!

Y como a lo bueno hay que sacarle lo mejor, estos dos aventureros no se conformaron con sembrar, cosechar y fermentar. Siguieron todo el proceso como quien sigue a Jesús, religiosamente y sin dejar de atender un solo detalle para obtener el resultado soñado: chocolate, del más puro, celestial.

Las mujeres siempre han sido las que le aportan al cacao ese toque mágico, en este caso, las de Albe y Martin, (Lucimar y Yurlenis), dos guayanesas de pura cepa, fueron las que con sus manos de artistas elaboraron tabletas 80%.

Dos máquinas CocaoTown fueron las utilizadas para refinar un cacao que resultó más dulce de lo esperado, un cacao feliz, como dice Albe, porque el de Bolívar es ancestral, nació aquí y aquí se quedó”.

Cuenta Albe que el sabor de este chocolate es impresionante, las características organolépticas del cacao apuntan a un producto cinco estrellas. “El de Guarataro se parece mucho al del Alto Caura por las propiedades de la tierra, son muy similares… Y, vamos, el que no sepa que Guayana es territorio de lo posible se va a enterar cuando pruebe este chocolate!”.

Creadores de la “Nutella” con sello nacional

Pocos pueden escaparse del placer que encierra una Nutella, ni siquiera los férreos defensores del Bean to Bar la despreciarían, pareciera ser un alimento de culto, un puente que nos comunica sin importar en qué lugar del mundo estemos.

El cacao del estado Bolívar, según cuenta Albe, es la materia prima perfecta para obtener una crema de cacao tan buena o incluso mejor que la Nutella”. Con esta comprometedora afirmación apuesta por dejar a más de uno con la boca abierta y pidiendo más…

“En Bolívar ya la conocen, poco a poco vamos llegando a más hogares, la recepción ha sido estupenda, y eso nos lleva a actuar con compromiso y pasión”, señala el orgulloso productor.

Tenemos algo muy poderoso…

el esfuerzo vale la pena, llegar a lo que hemos llegado no ha sido fácil, pero el resultad, la cara de la gente, ver cómo nuestro chocolate es capaz de quitarle el mal humor a cualquiera, de alegrarle la vida, los hijos de nuestros amigos pidiendo más, niños correteando detrás de sus padres por otro cuadrito…

Tenemos algo muy poderoso por muchas cosas, por la calidad de nuestro cacao, por la poca azúcar que necesita, es muy dulce y generoso, eso ya es oro para cualquier chocolatero. Pero también por la educación que podemos inculcar a nuestros conciudadanos en torno a nuestro propio cacao. El cacao en Bolívar se produce todo el año.

El cacao de Guarataro es producto de la unión de más de 40 cacaocultores, en Bolívar la cifra asciende a más de cien, lo cual -siendo una región “no emblemática” de esta actividad económica- resulta bastante positivo. Según José Vicente Franceschi, reconocido historiador y miembro de Franceschi Chocolates, los suelos de Bolívar son 100% cacaotales, y es mucho lo que pueden dar.

Desde Vivaelcacao.com felicitamos a todos y cada uno de los productores guayaneses, en especial a quienes, como Albe y Mártin se esfuerzan día a día por darle a sus plantaciones el respetuoso trato que merecen.