¿A brazo o a motor?

In MAQUINARIA Y EQUIPOS, NOTICIAS, TECNOLOGIA by Liliana Elias

Por Liliana Elías

La utilización de maquinarias y equipos para maximizar la eficiencia de las actividades agrícolas tienen larga data en nuestro país, cultivos como cereales en los que encontramos por ejemplo el arroz y el maíz son de los más representativos en el uso de grandes maquinarias y equipos. Niveladoras, cosechadoras combinadas, asperjadoras acopladas a tractor e inclusive fumigación y siembra haciendo uso de pequeños aviones es común cuando se trata de sembrar en grandes extensiones de este tipo de monocultivos.

Pero así como ha habido un amplio despliegue tecnológico para el cultivo de algunos rubros, otros parecen haber sido dejados de lado en la incorporación de nuevos equipos y maquinarias que permitan mejorar la eficiencia de las practicas agronómicas.

El cacao un rubro de cultivo tradicional

Históricamente el cacao ha sido relacionado con un importante uso y aprovechamiento de la fuerza de trabajo de hombres y mujeres, para nadie es un secreto que las haciendas de cacao fueron fundadas al calor del trabajo de mano de obra esclava proveniente de diversas partes del continente africano. La capacidad de adaptación, la fuerza innata y la resistencia de los esclavos marcaron una clara preferencia por ellos cuando se trataba de trabajo duro inclusive muy por encima de los indígenas que habitaban estas zonas antes de la Conquista.

Todas las actividades relacionadas con la producción del cacao desde la siembra, el mantenimiento, la cosecha, la fermentación y el secado conllevan intrínsecamente un alto componente manual, no en vano aun en nuestros días los mejores aliados de los productores de cacao son el machete y el garabato, la chicura y el canasto o la lata, con esas sencillas pero muy útiles herramientas desde la época de la fundación de las grandes haciendas hasta el día de hoy, los productores de cacao trabajan sus parcelas y obtienen el mejor grano del mundo.

Al consultarle a Andrés Herrera, productor de cacao de la comunidad de Panaquire -en Barlovento- sobre el uso tradicional de estas herramientas nos afirma: “dame una peinilla y yo te hago un conuco, dame una chicura o un palín y te fundo una hacienda”. Así de importante son estas herramientas en pleno siglo XXI para el productor promedio.

 tecno-1

El cacao poco a poco se tecnifica

Hasta hace unos pocos años quien visitaba una plantación de cacao en la que se estaba trabajando escuchaba solamente el paso de la peinilla o el machete por encima del monte para cortarlo, se observaba también a un productor con una vara y un gancho de cosecha desramando y quitándole cogollos una planta vieja o cortando una bromelia que crecía sobre una planta de cacao. Hoy por el contrario, escuchamos a lo lejos un motor acelerado, probablemente es una desmalezadora o una motosierra operada por el productor de cacao, su hijo o un obrero contratado que hace el trabajo que solía hacerse antes a mano, peinilla y hacha.

Y es que hoy un muy alto porcentaje de los productores de cacao han adoptado el uso de diversos equipos que mejoran la eficiencia de las labores que desempeñan en el campo y por otro lado contribuyen a conservar su salud ocupacional reduciendo lesiones provocadas por años de trabajo en condiciones realmente difíciles.

El Productor de cacao Claudio Palacios, de la comunidad de Urba, en Barlovento, nos contó: “antes mi papá, Modesto Palacios, trabajaba a puro machete y hacha, la gente dueña de haciendas lo venía a buscar hasta la casa porque le rendía la tarea de jalar machete, se pegaba a trabajar oscurito y mataba la tarea entrada la tarde. Yo por mi lado no jalo más machete desde que aprendí a manejar una desmalezadora y me compre la mía”.

Todavía para muchos productores el machete sigue siendo su herramienta de vida

Todavía para muchos productores el machete sigue siendo su herramienta de vida

Eficiencia en el trabajo

La limpia de la maleza en cacao es una actividad clave para los productores de todas las zonas del país, esta labor que se hace por lo menos 4 veces al año es de mucha importancia para el mantenimiento adecuado del cacaotal, con el uso de una desmalezadora se reduce sustancialmente el tiempo de trabajo, por lo que la eficiencia de la labor aumenta.

El Jefe de la Unidad de Gestión Agrícola de Chocolates el Rey C.A. Ing. Francisco Betancourt, nos indica que han calculado en campo el rendimiento de un operador experimentado ejecutando la labor de limpieza de maleza y menciona que durante una jornada de 8 horas con una desmalezadora se hace el trabajo equivalente a lo que harían 5 obreros durante un jornal de 8 horas cada uno. Es decir, se quintuplica la eficiencia de la labor, esto evidentemente se refleja en reducción de costos a mediano plazo pero además impacta en la reducción del tiempo teniendo la posibilidad de intervenir una mayor superficie.

Por otro lado, hoy en día hay otra importante protagonista en las labores cotidianas de manejo de las plantaciones de cacao y es la motosierra telescópica extensible. Esta se usa para la rehabilitación de las plantaciones viejas de cacao que han crecido de manera inadecuada y excesiva. Este equipo sirve para reducir la altura del árbol y adecuar su crecimiento y simetría además que genera un importante incremento en la producción puesto que mejora no solo la forma del árbol sino el microambiente del propio cacaotal brindándole luz y ventilación adecuada.

“Hasta hace muy poco los productores de cacao debían subirse a los árboles de cacao con escalera o simplemente encaramarse sobre la planta para podarla, no son pocas las historias de productores lesionados por caídas y golpes de ramas durante la ejecución de esta labor. En este sentido una cuadrilla de podadores compuesta por dos operadores de motosierra telescópica extensible y dos repicadores a machete son capaces de rehabilitar una hectárea de cacao (1.000 árboles en promedio) en cuatro o cinco días dependiendo de lo descuidado que estén los árboles mientras que a machete y hacha la labor puede extenderse hasta tres semanas o un mes” comenta el Ing. Betancourt.

Costos y disponibilidad

Hasta hace muy poco cualquier ferretería en un pueblo ofrecía equipos de muy buena calidad a precios realmente accesibles, hoy la realidad es completamente diferente, las desmalezadoras y motosierras extensibles han experimentado un incremento bastante elevado de precios y se ha reducido su disponibilidad en número y marcas, aun así muchos productores de cacao que quieren ganar en eficiencia de labor, reducción del tiempo e incremento de la superficie intervenida buscan alternativas para adquirirlos.

Consejo

Cuando vaya adquirir un equipo tipo desmalezadora o motosierra extensible hay que comprar preferiblemente marcas reconocidas, en este tipo de equipos la marca si es importante ya que incide en la durabilidad, la disponibilidad de servicio técnico y el acceso a repuestos.

Por otro lado es importante que el operador sepa manejar adecuadamente el equipo por su seguridad y la conservación del mismo, así como hay que considerar que deben realizarse mantenimientos continuos para asegurar su buen funcionamiento por un largo periodo, recuerde que es una inversión importante.

Y entonces ¿usted qué prefiere? ¿A mano o a motor?