Araya Artisan Chocolate, una experiencia gastronómica en Houston

In CACAO EN BOCA, NOTICIAS, PROTAGONISTAS, Sin categorizar by Juan Pablo Crespo

Juan Pablo Crespo / @juanpamark
Fotos: Cortesía Araya Artisan Chocolate

Con tres tiendas en el estado norteamericano de Texas, dos en la ciudad de Houston y otra en Katy, Araya Artisan Chocolate deja una impronta indisoluble en los paladares del sur estadounidense al combinar desde los sabores más tradicionales y puros hasta los más exóticos, con el cacao venezolano como primera carta de presentación.

 

Silvana, Stefano y Carla, el equipo creador de Araya Artisan Chocolate.

La chocolatería de origen familiar se especializa en bombonería artesanal siguiendo las técnicas francesas y belgas. En el negocio que abrió sus puertas por primera vez en 2010 creen con los ojos cerrados en la experiencia grastronómica que brinda el chocolate venezolano.

“Los bombones en cajas de regalo son nuestros productos más vendidos. Ofrecemos más de 36 sabores diferentes para complacer a los paladares más exigentes y también tenemos sabores estacionales dependiendo de la época del año”, describió Carla Susi, encargada de la página web y de las ventas al mayor, del mercadeo, promociones y social media. “Además de los bombones, ofrecemos una línea de barras de chocolate con diferentes tipos de nueces y frutas. También confeccionamos frutas secas cubiertas en chocolate, como palitos de naranja, mango picante, peras y jengibre.  En la época navideña hacemos arbolitos de Navidad, en Pascuas hacemos huevos de chocolate y en San Valentín ofrecemos corazones de diferentes tamaños y colores”.

 

Siempre tuvimos el sueño de tener nuestro propio negocio y somos fanáticos del chocolate”.

Su esposo, Stefano Zullian, se encarga de la producción, dicta clases de chocolate y es la cara ante los medios y clientes corporativos. Silvana, hermana de Carla, maneja el flujo de caja, contabilidad y la logística comercial del inventario de materias primas y empaques. Tres venezolanos enamorados y orgullosos del cacao y el chocolate de su tierra natal.

 

Bombones con más de 36 sabores diferentes para complacer a los paladares más exigentes.

Calidad, aroma y sabor

El chocolate que utilizan para sus elaboraciones lo proporciona El Rey, aunque pronto sumarán a otro grande: Franceschi Chocolate. Al respecto, Carla explica que “usamos chocolate El Rey por su alta calidad, aroma y sabor único que hacen realmente especiales nuestros ganaches. Usamos los tres tipos de chocolate, pero preferimos los de alta concentración de cacao, lo cual es algo que valora mucho nuestro público por su exquisito sabor, antioxidantes y beneficios nutricionales. Muy pronto ofreceremos también chocolates de la familia Franceschi en nuestras tiendas”.

Carla conversó con Vivaelcacao acerca de los nuevos proyectos en los que la empresa está trabajando, que incluyen una nueva línea de empaques. Explicó cómo han podido conquistar el mercado de Houston, una de las ciudades más diversas de los Estados Unidos; y además compartió su análisis sobre la actual movida del chocolate en este país con una gigante competencia en el negocio achocolatado.

 

Carla Susi, cuando visitó los almacenes de cacao de los Franceschi.

Un sueño con mucho apoyo

-En Venezuela dejaron sus respectivos trabajos para formarse  en chocolate, en Cacao de Origen, y comenzar luego el negocio en EE UU. ¿Cómo dieron este paso tomando en cuenta los riesgos de por medio?
-Siempre tuvimos el sueño de tener nuestro propio negocio y somos fanáticos del chocolate, lo cual nos fue fácil definir el tipo de negocio que queríamos montar, y finalmente pudimos materializarlo cuando tomamos la decisión de regresar a vivir en los Estados Unidos. Silvana estaba viviendo en Houston y Stefano y yo habíamos vivido en los Estados Unidos, donde trabajamos y estudiamos un Master, MBA. Gracias a esa experiencia se nos hizo un poco más sencillo dar ese gran paso de estrenarnos como empresarios en un mercado tan competido. Fueron muchas las razones que nos hicieron tomar la decisión de partir y tuvimos la suerte de contar con el apoyo de nuestra familia y de María Fernanda Di Giacobe, quien fue nuestra maestra y mentora en todo lo relacionado al chocolate. Nos entrenamos con el gran equipo de chocolateros en KaKao, mientras preparábamos un plan de negocio muy minucioso, que nos facilito la entrada en Houston y disminuyeron los riesgo.

 

Stefano Zullian (derecha), cuando se paseó por las instalaciones de los Franceschi para aprender más sobre cacao.

-¿Cómo recuerda aquellas visitas a las plantaciones de cacao que realizaron por el país?
Fue una experiencia increíble que nos hizo valorar y entender realmente que Venezuela posee uno de los mejores cacaos del mundo. Fuimos invitados por la familia Franceschi a visitar su hacienda en Paria, donde nos internamos en las plantaciones y aprendimos de expertos agrónomos sobre los diferentes tipos de cacao y el proceso de fermentación y tostado para lograr un chocolate de alta calidad. Allí degustamos por primera vez el verdadero cacao Criollo, de semilla increíblemente blanca. También tuvimos la suerte de ser invitados por Chocolates El Rey, donde tuvimos la oportunidad de visitar varias plantaciones en Barlovento, así como su fábrica en Barquisimeto. Visitamos también las plantaciones de Ocumare de la Costa, donde crece y procesan el cacao con certificación orgánico.

 

Bombones con sabores tradicionales y exóticos.

Balance de sabores

-¿Cómo han adaptado sus productos al paladar estadounidense?
-Creamos sabores hechos para diferentes tipos de paladares, ya que Houston es una de las ciudades más diversas de los Estados Unidos. Tenemos sabores desde los más clásicos como Praliné de Avellana, hasta los más exóticos como el bombón con Sal del Himalaya. Utilizamos especies, picantes, licores y frutas en nuestras recetas para complacer a nuestra clientela local e internacional que vive en esta ciudad. Siempre buscamos hacer un balance de sabores en la cual la meta es resaltar el exquisito sabor del chocolate de origen.

 

Hemos notado que el público está cada vez más abierto a probar sabores exóticos y también buscan productos que sean sostenibles y éticos”.

 

Cajas con diseños meticulosamente elaborados.

-¿Cuál es la movida actual del negocio del chocolate en EE UU y hacia dónde se dirige?
Hemos visto una fuerte tendencia a la búsqueda del chocolate de alta calidad, preferiblemente de origen, hecho de forma artesanal y que sea más saludable. Chocolates bajos en azúcar, sin lactosa y sin gluten son atributos cada vez más importantes para los norteamericanos. Hemos notado que el público está cada vez más abierto a probar sabores exóticos y también buscan productos que sean sostenibles y éticos.

 

Silvana en sus elaboraciones en la tienda de Katy.

-¿Qué nuevos planes o proyectos están en la agenda de Araya Chocolates?
-Estamos siempre en búsqueda de crecimiento a través de nuestra página web a nivel nacional y de distribución de nuestros productos en otras ciudades satélites a nivel local. También estamos preparando el relanzamiento de Araya. Luego de 7 años de nuestra apertura en Houston, estaremos introduciendo muy pronto nuestra nueva línea de empaques más lujosas y productos más coloridos y modernos.

 

Tienda de Rivers Oaks, en Houston.

De la mano del chocolate venezolano, elaborado con el mejor cacao del mundo, Araya Artisan Chocolate es considerada por los amantes y entendidos del buen alimento como una de las mejores chocolaterías de Houston, y un poco más allá también. Toda una ecléctica experiencia gastronómica.

En las redes:
F / T: @Arayachocolate
P: Araya Artisan Chocolate
I: arayachocolate
YouTube: Araya Artisan Chocolate

arayachocolate@gmail.com
1 832-767-5939 (2013 W Gray St Houston)