Armonías entre rones y chocolates venezolanos

In CACAO EN BOCA, Sin categorizar by Juan Pablo Crespo

Por Rosanna Di Turi  / @Rosannadituri
Fotografía: Mauricio Villahermosa  / @mauriciovillahermosa / Pixabay

“Una cata de rones y chocolates va asociada a la intensidad de sabores a balancear y a los niveles de cacao en el chocolate”.

Hay dos ingredientes meritorios de esta tierra, que juntos demuestran  buenas armonías: los rones y chocolates venezolanos.  En ambos casos hay opciones de calidad que pueden permitir experimentar gustosas combinaciones que se pueden ensayar en casa. “Yo diría que logran la armonía perfecta”, dice con razón la sommelier Belkis Croquer.

Ese encuentro suele ser feliz por varias razones. “Tienen sabores básicos similares. Ambos, chocolate y ron, pueden tener amargo, dulce y cítrico”, comparte el maestro ronero Luis Figueroa, de Cacique y Pampero, además  ofrece su primera sugerencia: “Una cata de rones y chocolates va asociada a la intensidad de sabores a balancear y a los niveles de cacao en el chocolate. Es como el maridaje en el vino: son sabores que deben buscar balance y armonía”.

Un buen repertorio de chocolates venezolanos, muchos elaborados desde el grano a la barra,  sirven para ensayar buenas armonías con los distintos rones de alta gama venezolanos. A las alternativas se pueden sumar los bombones de calidad hechos en el país. También los chocolates artesanales saborizados como los que propone Mantuano Chocolates.

El ron venezolano es considerado de los mejores del mundo y armoniza muy bien con el chocolate.

Un balance armónico

A la hora de elegir el chocolate, Belkis Croquer sugiere optar por los que tengan mayor porcentaje de cacao. “Mientras más alto el porcentaje, es más intensa la sensación, más duradera y placentera”. Luis Figueroa por su parte ofrece consejos al escoger los rones para la armonía: “Un mayor nivel de cacao exigirá rones con aromas a madera, frutos secos. Un menor nivel de cacao armonizará bien con rones con aromas de miel, frutos dulces y vainilla”. 

Si alguien quisiera ensayar esa cata en casa, este veterano maestro ronero ofrece ciertas claves. “La temperatura a la cual se sirve el trago es importante. Para algunas variantes mi recomendación es que la botella de ron se lleve al refrigerador. El ron, por su grado alcohólico, no congelará. Se sugiere servir frío, sin hielo. El ron es bebido al final, luego de probar el chocolate”.

“Primero se prueba el chocolate. Se deja que derrita en la boca. Luego toma un sorbo de ron, preferiblemente frío”.

En el caso del chocolate, Croquer aporta una sugerencia. “El ron de Venezuela va bien con el chocolate en todas sus formas: en postres, con bombones o en tabletas”. El orden a la hora de la cata también es importante. “Primero se prueba el chocolate. Se deja que derrita en la boca. Luego toma un sorbo de ron, preferiblemente frío”.

Esa gustosa combinación es también la excusa para contar las buenas historias que hay tras los venezolanos que apuestan a productos de calidad, a construir el país que anhelamos a través de la posibilidad de sus buenos sabores.