El futuro prometedor del Cacao Guarataro

Por Yuly Carreño

Fotos: Liliana Elías

Sin tradición cacaotera, pero con un extraordinario potencial agrícola, el estado Bolívar, ubicado en la región suroriental de Venezuela, posee un futuro prometedor como productor de cacao venezolano.

Y es que, aunque es conocido por sus riquezas minerales como el oro y el hierro, la generación de energía hidroeléctrica y las industrias de Guayana, creadas como la alternativa no petrolera del país, es también una tierra privilegiada para el desarrollo de diversos cultivos.

El cacao es, quizás, el más importante de ellos. Su histórica trayectoria como rubro estratégico para la economía venezolana y su gran potencial, lo convierten en una alternativa ante los evidentes problemas de producción de recursos no renovables como el petróleo.

Entre otros sectores, en el estado Bolívar este “oro dulce” está presente en la población de Guarataro, comunidad con gran vocación agrícola ubicada en el municipio Sucre, donde es indudable el progresivo interés por el cultivo y procesamiento del cacao.

Gran parte de la vía es de tierra y sólo puede accederse a ella en vehículos 4x4

Gran parte de la vía es de tierra y sólo puede accederse a ella en vehículos 4×4

Ruta naciente

Allí se destaca un grupo de al menos 30 o 40 productores, quienes aprovechan las incontables propiedades del generoso fruto. Es una ruta única que iniciamos en Ciudad Bolívar. Hay que tomar la troncal 19 vía Maripa, capital del municipio Sucre.

Uno de los sectores de importancia en este recorrido es La Reforma, ubicado justo en la primera intersección de esta vía. Luego continuamos hacia La Zamura, zona montañosa emblemática donde se ubican los productores más antiguos. Específicamente en el sector Palo Quemao se distingue el trabajo de Gerardo Velasco, considerado el productor de mayor trayectoria.

Él forma parte de un grupo de migrantes colombianos que llegaron a estas tierras hace más de 30 años, aportando el conocimiento y tradición cacaotera de su país. Junto a otros agricultores del estado Sucre y poblaciones como Ciudad Bolívar, son considerados los pioneros.

El cacao Guarataro, como se le ha denominado al tipo que allí se produce (también se le llama así para distinguirlo del cacao del Alto Caura o cacao yekuana) anteriormente representaba un porcentaje ínfimo. Pero ahora ha tomado impulso.

Este es un laberinto de 10 hectáreas con amplia variedad de cacaos, incluso 100% amazónicos

Este es un laberinto de 10 hectáreas con amplia variedad de cacaos, incluso 100% amazónicos

Mosaico genético

En esta ruta, también se encuentran sectores como La Luisa, a donde han llegado productores de otras latitudes, atraídos los por bondadosos suelos y las favorecedoras condiciones climáticas.

El cacao es una opción cada vez más atractiva. El incremento del precio en el mercado mundial, es apenas una de las muchas razones por las que esta semilla se ha convertido en una alternativa de subsistencia para los productores venezolanos.

El economista Albe Gorrin, está convencido de ello. Para él, el cacao representa una excelente inversión. Sostiene que expertos agrónomos de diferentes regiones del país han elogiado la variedad y calidad de los tipos de cacao que existen en Guarataro.

“Hay un mosaico genético representado por más de nueve tipos de cacao venezolano con características particulares, entre ellos el criollo porcelana. Son híbridos tan especiales que no tienen nada que envidiarle a ningún cacao del resto del país”, explica el también directivo de la Cámara de Comercio e Industrias del estado Bolívar, gremio a través del cual se ha dedicado a promover el potencial cacaotero de esta entidad.

Sin importar la época del año, las matas de Guarataro siempre están cargadas de cacao

Sin importar la época del año, las matas de Guarataro siempre están cargadas de cacao

Precoces pero productivas

Además de poseer plantaciones bastante sanas con tipos genéticos de alta calidad, los árboles de Guarataro son precoces y esa es una condición que permite “tener cacao durante todo el año”.

Tal como sostiene el también propietario de Cacao Guarataro C.A, “las condiciones de suelo y clima favorecen tanto que mientras en otras zonas del país una planta de cacao empieza a producir a partir de los cuatro o cinco años, aquí antes de los dos años ya puede estar cargada”.

Eso es muy bueno porque bien manejadas (por sistema de riego) se producen al menos cuatro cosechas anuales. “En zonas como Barlovento y Sur del Lago hay lugares donde llueve mucho durante todo el año, lo que influye en el cultivo. Tenemos una ventaja comparativa importante con el resto del país”.

SONY DSC

Gerardo Velasco, productor de cacao en Guarataro con más de 35 años de experiencia

Esfuerzo propio

Quizás el mayor mérito de los productores de Guarataro es haber iniciado y mantenido un movimiento sin el aporte de programas gubernamentales, como sí ha ocurrido en otras zonas cacaoteras de Venezuela.

La inversión es propia. También lo es la identidad de un cacao que, bajo la utilización de los procedimientos adecuados, puede convertirse en referencia nacional e internacional.

También es necesario el apoyo de políticas públicas en otras áreas, por ejemplo, la vialidad, uno de los problemas más graves de la zona. Albe Gorrin lo precisa: “tenemos el apoyo de gente que quiere invertir dado el potencial, pero esto influye y es responsabilidad del gobierno nacional”.

Además destaca que las tierras no han sido afectadas por las expropiaciones como sí ha ocurrido en otros estados y eso debe ser aprovechado, “tenemos una relativa tranquilidad en comparación con otras zonas”, expresa. “El precio cada día ha ido en aumento. La demanda se ha ido incrementando por la incorporación de países como China y Rusia. Son buenas noticias para todos los productores, este rubro visto a futuro es una muy buena inversión”, insiste.

Iraima Chacón junto a Gerardo Velasco ante los cajones de fermentación

Iraima Chacón junto a Gerardo Velasco ante los cajones de fermentación

El futuro chocolate Guarataro

El cacao que se produce en Guarataro ya está fermentado; sin embargo, el proceso presenta deficiencias que afectan la calidad. Esas fallas, son precisamente las que hay que superar para emprender otros proyectos como la fabricación de chocolate, hasta ahora inexistente en el estado Bolívar.

Y ese parece ser el norte. Albe Gorrin indica que incluso ya se han hecho pruebas con resultados satisfactorios. Por ahora solo se trata de una fase experimental, pero no duda que más temprano que tarde será una realidad.

“Lo importante es que utilicemos el cacao nuestro, hecho aquí, y para eso tenemos que promoverlo”, dice mientras destaca que la meta es que sea conocido como cacao Guarataro o al menos como el cacao del estado Bolívar.

Aprovechando el impulso de hoy en día, no duda que será un producto adaptado a los estándares internacionales, tal como ocurre con el cacao de Chuao o de Paria.

El equipo de Vivaelcacao.com junto a nuestros guías y productores de Guarataro

El equipo de Vivaelcacao.com junto a nuestros guías y productores de Guarataro

Desafíos

Incrementar y mejorar el cultivo del cacao Guarataro conlleva grandes desafíos. Uno de ellos, exaltar la identidad del producto y así destacar las fortalezas de la iniciativa local, desde la siembra de las plantaciones hasta la comercialización.

La principal preocupación desde la Cámara de Comercio e Industrias del estado Bolívar es que se reconozca el trabajo de los productores. “Casi toda la producción se va a Miranda y entra a las cifras de esa zona. No es manejado como cacao del estado Bolívar y así no es posible dar a conocer el trabajo que se viene realizando”.

Como ocurre en otras zonas del país, los productores de Guarataro también necesitan asistencia y acompañamiento técnico para mejorar la calidad de sus plantaciones y aumentar los niveles de producción.

Albe Gorrin indica que “la idea es traer técnicos y especialistas que orienten y corrijan muchas de las prácticas en la siembra y preparación de la semilla”.

Además de la producción cacaotera en Guarataro, Gorrin destaca otras actividades locales como el cultivo de la sarrapia o la promoción de un importante movimiento gastronómico en Ciudad Bolívar, como vías para promover y aportar al desarrollo de la capital del estado.

Los jóvenes regresan al campo en busca de una mejor calidad de vida

Los jóvenes regresan al campo en busca de una mejor calidad de vida

De regreso al campo

Es indudable la gran variedad de riquezas de la región de Guayana. Oro, aluminio, hierro, diamante, bauxita, coltrán y muchos otros. Minerales con una importante comercialización a escala mundial y promotores de una economía altamente rentable.

Sin embargo, el cacao representa el regreso a ese campo que, a diferencia de la minería o el petróleo, es fuente inagotable de recursos.

Si la comparamos con el resto del país Guarataro aún es una zona muy nueva. Pese a eso, los augurios son positivos. Es innegable que seguimos buscando recuperar ese sitial de honor que antes tuvimos y que aún hoy nos identifica como el país con el mejor cacao del mundo.

Aún hay mucho por hacer. Pero la dedicación y pasión que le han puesto los productores de Guarataro al cultivo del cacao nos única más cerca de la meta de convertirnos en productores importantes del aclamado y reconocido cacao venezolano. ¿Y por qué no?, en fabricantes de un chocolate único, con identidad, y sabor y aroma característicos del sur de Venezuela.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone