Canoabo entusiasta y motivado tras foro “Cacao, semilla de progreso en Venezuela”

In EVENTOS, NOTICIAS by Juan Pablo Crespo0 Comments

Juan Pablo Crespo / @juanpamark
Fotos: Ezequiel González

El primer Foro Cacao, semilla del progreso en Venezuela, realizado este jueves 24 de agosto en Canoabo (Carabobo), se convirtió en una tormenta de conocimientos útiles para productores y estudiantes, de la mano de expertos en los sectores del cacao y chocolate nacional.

El evento se efectuó exactamente en la Universidad Simón Rodríguez, Núcleo Canoabo, donde los ponentes desarrollaron la programación ante el público que asistió de manera masiva y estructurada para promover, integrar y fortalecer las distintas actividades socioeconómicas que pueden desplegarse alrededor del cacao venezolano, el mejor del mundo por su riqueza genética mundialmente aplaudida.

Plan Cacao Nestlé junto con sus aliados comerciales le están dando el lugar que se merece el fruto”.

Y si algo quedó claro en el foro fue la sed de información y orientación que en Canoabo existe alrededor del cultivo del cacao. En este fértil municipio del estado Carabobo se gesta una lenta pero no menos importante recuperación del cacao, cuyos frutos terminan en chocolates tras un proceso que combina tradición, arte y ciencia.

 

Adriana Arencibia, coordinadora de comunicaciones del Plan Cacao de Nestlé dando la bienvenida.

Vivaelcacao, Nestlé de Venezuela y el Núcleo Canoabo de la universidad anfitriona organizaron el foro con la vista puesta en el desarrollo tanto del campo como de los hombres y mujeres lo trabajan.

 

Vicente Hernández compartió sus conocimientos en buenas prácticas agrícolas.

Buenas prácticas, éxito seguro

Canoabo, en búsqueda de buenas prácticas agrícolas fue la primera ponencia del día, a cargo de José Vicente Hernández Autorino, licenciado en educación agropecuaria y profesor de la Universidad Simón Rodríguez, además de Héctor Ramírez, ingeniero del Plan Cacao Nestlé. Ambos recalcaron en el papel clave que tienen las buenas prácticas agrícolas para el desarrollo de una plantación sana y productiva de cacao.

Hernández Autorino comenzó haciendo una radiografía de la producción de cacao en Canoabo, con énfasis en las causas que en los pasados 50 años han provocado un descenso de la producción. Luego hizo referencia a los trabajos que actualmente se están acometiendo para resaltar las bondades y potencialidades del cacao de la zona. Por último, enumeró las debilidades principales que han encontrado en los cacaotales de Canoabo para así poder corregirlas, “como baja densidad de siembra, mal manejo de la poda, árboles muy viejos y la no aplicación de planes integrales de plagas”.

El testigo lo tomó enseguida Ramírez, quien durante su intervención recordó que el cacao es una cultura cargada de tradición, amor y paz y, a su vez, una luz en estos tiempos difíciles. Indicó también que el cacao se ha estado posicionando nuevamente en el país por sus diversas bondades. “Por algo nuestros ancestros lo llamaron el Alimento de los Dioses”.

En este orden de ideas, el experto expuso que el “Plan Cacao Nestlé junto con sus aliados comerciales le están dando el lugar que se merece el fruto, con la realización de, por ejemplo, este foro en el que confluyen académicos, estudiantes, productores, chocolateros y técnicos de campo. Plan Cacao Nestlé lleva asistencia técnica con acompañamiento tanto al productor como a su familia con programas como Nutrir, Agua Para la Vida o Escuela del Saber”.

 

Héctor Ramírez: La finca de cacao debe ser vista como una empresa y no como una bodega.

Ramírez apuntó que con el despliegue de estos foros u otras actividades es que “logremos pasar de ser simples recolectores a productores élite de cacao, en el que cada productor pueda manejar temas como identificación, genética, manejo integrado de plagas y enfermedades y postcosecha. Así podrán ver la finca como una empresa o un sistema de entradas y salidas y no como una bodega”.

 

Liliana Elías y Fernando Ayala, de Vivaelcacao, hablaron del consumo del chocolate en el mundo.

Luego le tocó el turno a otros expertos, pero desde un plano distinto: Liliana Elías y Fernando Ayala, editora y director comercial de Vivaelcacao, respectivamente, quienes compartieron su experiencia desde este portal bilingüe especializado con Periodismo y cacao.

“Los expertos de ambas áreas concuerdan en que Venezuela puede producir más y mejor cacao”, dijo Elías, quien tras insistir también en la implementación de las prácticas agrícolas adecuadas, afirmó que el aumento de la producción de cacao se justifica en el crecimiento de movimientos como el “Tree to Bar” o el “Bean to Bar”, además en el aprovechamiento de la tierra que puede traducirse en el empoderamiento de miles de familias en Venezuela.

Tanto Elías como Ayala incentivaron a los artesanos del chocolate a mantener la disciplina que la práctica demanda. A continuación realizaron un completo recorrido gráfico por el consumo del alimento en el mundo, estadística encabezada por Europa, un continente que para la elaboración de chocolates de alta gama requiere de cacaos finos de aromas como los que crecen en Venezuela, y que no son tan comunes a lo largo y ancho de la banda geográfica ecuatorial donde se produce cacao en el planeta.

 

Luis y Rodrigo Morales exponiendo sobre Chocolates Valle Canoabo.

Del conuco a la hacienda productiva

El turno le llegó unos minutos después a Rodrigo Morales y a su padre Luis Morales, creadores de lo que es hoy Chocolates Valle Canoabo. Morales describió lo que ha sido el trabajo realizado tanto en el campo como en el taller achocolatado de la empresa familiar con base en el epónimo pueblo carabobeño.

“La plantación de cacao no puede ser vista como un conuco, sino como una hacienda productiva en la que todos ganan con su desarrollo”, insistió Morales, tal como antes lo había hecho Ramírez.

 

Hugo Martínez, director de Araguato Tours.

La palabra la tomó más adelante Hugo Martínez, con la ponencia Cacao, de la mano del turismo en Venezuela. Con su maletín lleno de experiencia, el dueño de Araguato Tours se refirió a otras de las aristas fuertes del cacao, como lo es su perfil ligado a la actividad turística.

“Entre el cacao y el turismo existe una sinergia que debe ser aprovechada. La mayor fortaleza en este sentido es que el país tiene el mejor cacao del mundo, razón para atraer turistas nacionales e internacionales hacia nuestras plantaciones de cacao a través de rutas de cacao y chocolate”.

 

“El productor debe conocer muchos aspectos de este negocio, desde los costos de su fundación hasta las características organolépticas de su cacao”.

Específicamente en Canoabo, esas fortalezas están latentes en los productores de la zona, su cálida población y la riqueza natural de un valle apropiado para el despliegue organizado de estas rutas turísticas y otras actividades como el senderismo.

 

Marlene Berríos, directora de la Escuela de Chocolate y Confitería de KKO Real.

Por último, la experta Marlene Berríos, directora de la Escuela de Chocolate y Confitería de KKO Real, hizo gala de su experiencia y conocimientos en el escenario para tratar el tema de Aprendiendo y formando con cacao. Se trató de una exposición acerca de cómo debe ser el trabajo con la semilla.

 

Complacidos con el agradable encuentro.

“El productor debe conocer muchos aspectos de este negocio, desde los costos de su fundación hasta las características organolépticas de su cacao. El productor debe saber también que para la elaboración de un buen chocolate se requiere de un cacao certificado, ya sea criollo, forastero o trinitario; implementar además buenas prácticas en la etapa de postcosecha y cumplir con los tiempos de tostado y chonchado, así como realizar correctamente el empaque y almacenamiento del producto”.

 

Los ponentes tras el evento: Héctor Ramírez, Marlene Berríos, Luis Morales, Liliana Elías, Fernando Ayala, Rodrigo Morales, Adriana Arencibia y Hugo Martínez.

Berríos, quien además es ingeniero químico con amplia trayectoria en cacao, explicó que las certificaciones del cacao incrementan su precio en el ámbito internacional.

 

Conociendo la Hacienda San Cayetano.

Un recorrido enriquecedor

Los asistentes al foro y como parte de la programación realizaron un recorrido por una plantación de la hacienda San Cayetano, perteneciente a los Morales, un paseo enriquecedor en el que además de plantas de cacao y otras especies utilizadas por ellos para sus productos, mostraron a los asistentes cómo es el proceso de elaboración de chocolate artesanal, todo un deleite para los presentes. El broche de oro que cerró la jornada fue una degustación de esta rica marca con sello venezolano y calidad de exportación.

 

Conociendo el vivero de la Hacienda San Cayetano.

 

Luis Morales, feliz de compartir sus conocimientos en la Hacienda San Cayetano.

 

 

También enalteció el foro  con su presencia Verónica Prieto, una chocolatera que representó a los artesanos venezolanos y quien ofreció sus deliciosos productos de Maralas Cacao, demostrando la calidad de nuestros profesionales con el chocolate.

 

Verónica Prieto mostró sus barras, trufas y bombones.

El primer foro Canoabo, Semilla del Progreso en Venezuela, dejó su huella en una tierra con un inmenso potencial cacaotero. El apoyo multisectorial y seguimiento será determinante para el éxito del despertar de la semilla en esta región carabobeña.

Vivaelcacao continuará con sus foros de la mano del Plan Cacao de Nestlé de Venezuela, apoyando las buenas prácticas de lo que es y será el oro dulce del país, el cacao, el mejor del mundo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Leave a Comment