Chococao: futuro con sabor a Sur del Lago

In EL NEGOCIO DEL CACAO, MERCADO NACIONAL DE CACAO, NOTICIAS by Liliana Elias

Recuperar el prestigio y la calidad del cacao producido en el Sur del Lago de Maracaibo, región originaria de esta preciada semilla venezolana, es la tarea que día a día emprenden quienes hacen vida en Chococao, el centro de beneficio de cacao único en su tipo en la zona, constituido hace más de 3 años en el sector Los Positos del Municipio Sucre en el estado Zulia. Chococao cuenta actualmente con los secaderos más amplios de Venezuela y con 31 cajones de fermentación y 69 gavetas de secado. Su presidente, Armando Parra, señaló que la historia de esta compañía surgió mucho tiempo después de haber adquirido una finca cacaotera en el pueblito de Las Virtudes, en el estado Mérida.

Armando Parra, presidente de Chococao

Armando Parra, presidente de Chococao

Armando es un joven emprendedor y visionario, que supo ver en el cacao la nueva esperanza de Venezuela, y al que le motiva salir todos los días a trabajar en función de proveer a los productores lo que requieran para ejercer mejores prácticas en sus fincas y haciendas de cacao.

“Mi inserción en el mundo cacaotero ocurrió a raíz de la compra de una finca adquirida por mi papá hace 15 años atrás. Quien se la vendió le dijo que era un paraíso y así lo constaté. Allí aprendí los conocimientos básicos del cacao: cómo sembrarlo, cosecharlo, secarlo y posteriormente comercializarlo. Mis clientes eran los vecinos productores, a quienes comencé a venderle cacao en baba, luego comencé a comprarles para secarlo, hasta que surgió la oportunidad de constituir oficialmente Chococao”, expone.

El reto de inmiscuirse por completo en el dulce mundo del cacao, llevó a este joven empresario junto a su hermano y su padre, a comprar cuantiosas cantidades de la semilla en baba a otros productores de la zona, con el objetivo de secarlo en una antigua pista de aterrizaje que servía como patio de secado. En una ocasión debido a una fuerte lluvia de 3 días consecutivos, perdió una suma importante de kilos de cacao por la exposición a la intemperie del lugar, situación que lo motivó a buscar otro sitio para sentar las bases de la compañía.

“Con lo que se iba obteniendo de la venta de cacao, invertí en la compra de una antigua bloquería, cuyas instalaciones me sirvieron para establecer el central de beneficio de Chococao. Allí distribuimos los espacios donde actualmente funcionan las oficinas comerciales, el área de fermentación, secado, almacén, muestreo y trazabilidad”, señala Parra.

Todo el cacao obtenido es organizado para su correcta distribución

Todo el cacao obtenido es organizado para su correcta distribución

Chococao en cifras

1846 toneladas de cacao en grano anual es la capacidad de producción total de esta compañía, experta en mejorar el proceso de post cosecha mediante la aplicación de interesantes técnicas en sus tendales de madera dulce, secadora y marquesina, para ofrecer un producto de calidad tanto a productores como a empresas chocolateras.

“El cacao procesado de Chococao es derivado de más de 800 productores de siete municipios de los estados Mérida, Trujillo y Zulia, generando empleo directo a más de 40 personas y alrededor de 150 asociados, amén de la asistencia técnica prestada a los productores con la firme esperanza de que ésta sea una zona exclusiva del cacao fino de aroma, cacao que realmente compite a nivel internacional como el mejor”, enfatiza Parra.

Galpón de Chococao, en el sector Las Virtudes, estado Mérida

Galpón de Chococao, en el sector Los Positos, estado Zulia

Pero más allá de beneficiar a estos productores con la compra de su cacao, este único centro de acopio en Sur del Lago, les brinda atención y asesoría para que apliquen prácticas agrícolas sostenibles que le permitan incrementar su productividad y calidad en sus plantaciones. Entre ellas figuran la poda, el mejoramiento genético de sus plantas, uso de bioinsumos, recolección programada del cacao en baba y demás actividades de formación, educación y concientización.

“Más de 100 mil plantas de cacao hemos entregado a los productores gracias a nuestro equipo de logística, capaz de llegar a zonas casi inexploradas. Nos movilizamos hacia donde ellos se encuentren si necesitan sacar su cacao en baba, los escuchamos y atendemos sus necesidades. Su voz en nuestra organización es fundamental, porque allí sabemos cuál es la situación que presentan, compartimos conocimientos sobre el cacao y aprendemos de ellos. Chococao hace posible que haya siempre la compra de cacao en la zona, para que  el productor no se sienta mal porque no tiene a quien vendérselo”, señala.

En una entrevista realizada a la vocera de la Contraloría del Consejo Comunal de los Positos en el estado Zulia, Alí De Villareal, destacó que  la loable labor que realiza Chococao en la comunidad, ha beneficiado no sólo a muchas familias que trabajan en la institución, sino también a la población estudiantil de todo Sur del Lago.

“700 personas representando a 84 familias en este sector, se han visto beneficiadas con el trabajo que hace Chococao. Desde su incorporación  en la zona han generado fuentes de empleo, han contribuido sobremanera en la formación de nuestros niños y han aportado recursos económicos a la Escuela Muyapá 1, con la dotación de uniformes, ventiladores, productos de limpieza y demás, incluso para el Consejo Comunal. En agradecimiento a esto, los uniformes escolares tienen bordado el logotipo de Chococao”, expresa.

Plantaciones de cacao, el futuro en la tierra

Plantaciones de cacao, el futuro en la tierra

“Sembrando futuro”

Detrás de este slogan que identifica a Chococao, hay una visión humana y cultural mucho más que lucrativa: educar a los productores para que Sur del Lago se convierta en una zona exclusiva del cacao fino de aroma o lo que en hoy ellos denominan “Cacao Criollo Moderno”. Su objetivo no sólo se afinca en recuperar ese prestigio a nivel nacional e internacional, sino también aumentar la producción de 500 kilos de cacao por hectárea a 1500 kilos, tal como ocurre en la actualidad en otros países.

“Para poder pensar en el futuro cacaotero de Venezuela, hay que sembrar el cacao en su gente. ¿Y cómo lo haces? Escuchando a quienes están inmersos en este mundo, intercambiando información, atendiendo sus necesidades y multiplicando esos conocimientos en las nuevas generaciones. Nuestra misión más allá de beneficiar, comercializar, distribuir el cacao en grano y ofrecer un producto de calidad, va orientada a brindar oportunidades de crecimiento y mejoras en nuestros productores, empleados y familias que habitan en los municipios que atendemos”, menciona.

El ejemplo más cercano que ha dado esta empresa, es la motivación y la ayuda hacia sus empleados para que siembren cacao y tengan otro tipo de ganancias en los próximos años. Hacerles entender que si lo tratan bien y lo cultivan con amor tomando en cuenta las recomendaciones de los especialistas, podría cambiar la visión de cosechar por cosechar a cosechar para ganar y mejorar su calidad de vida.

“El futuro del cacao está en el campo y así lo están demostrando quienes están migrando de las ciudades buscando mejores condiciones. Si ellos están creyendo en eso, ¿por qué los demás sectores no lo hacen? Ellos están comprobando que con paciencia, amor, constancia y dedicación, se pueden lograr grandes cambios que enaltezcan la semilla, que tanto reconocimiento nos ha dado fuera de nuestras fronteras. Entonces ¿por qué no retribuirle eso con más trabajo?”, dice Parra.

Chococao cuenta con los secaderos de cacao más grandes del país

Chococao cuenta con los secaderos de cacao más grandes del país

Visión y expansión

Ser una organización líder en el área de comercialización del mejor cacao de Venezuela y el mundo, explotando el potencial de la majestuosa semilla apetecida en Europa y Asia, es la visión de Chococao en la región de Sur del Lago. Para lograrlo, hoy en día trabajan con mucho esfuerzo y constancia, de la mano de un equipo que labora en familia, promoviendo ante todo la preservación ambiental, dejando de lado todo tipo de proceso industrial, que pueda modificar los sabores y aromas del cacao.

“En Chococao valoramos el talento humano y jugamos tal cual como se hace  en un tablero de ajedrez, porque si no se trabaja en equipo simplemente no habrá nada. Aquí ayudamos desde el productor hasta quien trabaja en la materia, creando así líderes en las comunidades. Actualmente estamos ampliando nuestras instalaciones, con un laboratorio de cacao, sala de conferencia, biblioteca, sala de espera y demás, para atender a todos aquellos que deseen como nosotros, seguir sembrando el futuro cacaotero en Venezuela”, puntualizó.

Este espacio será acondicionado como el nuevo centro de acopio de Chococao

Este espacio será acondicionado como el nuevo centro de acopio de Chococao

Dentro de los planes de expansión de Chococao, figura la instalación de un nuevo centro de acopio que estará ubicado en la población de Campo Alegre en el estado Mérida. Según señala Armando Parra, el mismo contará con un vivero, una marquesina, una secadora y un depósito de cacao, para insertar en su mercado nuevos compradores oriundos de Barinas y Táchira.

Por Joselina Rodríguez