Chocolates con infusión de tabaco

In CACAO EN BOCA, EVENTOS, NOTICIAS by Juan Pablo Crespo

“Buscamos rescatar el gusto por lo nuestro. Recordar la Venezuela de antaño y desde ahí, construir”.

Rosanna Di Turi  / @Rosannadituri
Fotografía: Javier Volcán / @jdvolcan

A los emprendimientos de nuevos chocolates venezolanos se sumó recientemente  la apuesta de Varinás: cuatro tabletas distintas infusionadas con tabaco. “Decidimos comenzar con algo poco convencional. Yo no conozco de alternativas similares. Todo comenzó porque queríamos hacer chocolates para fumadores de tabacos”, cuenta Carlos Lander, quien lidera la iniciativa creada en alianza con Cacao de Origen.

La trayectoria de Lander explica el porqué de la idea: “Estoy en el negocio del tabaco desde 1992”. El dueño  de la tienda Epicur apostada en El Rosal de Caracas y de la distribuidora Habanos también maneja el proyecto de rescatar una variedad de tabaco conocida como Varinás, cotizada en tiempos de la Colonia, que prosperaba en el piedemonte barinés. “Tiene características especiales y estaba muy bien valorado en el mundo”, cuenta.

Ellos, dice, seleccionaron con los productores de la zona lo más cercano que encontraron a esa variedad que le da el nombre a su emprendimiento. Y aunque lo que logran cultivar aún es poco, sirve de base para las infusiones de estos chocolates.

Con Varinás buscan rescatar el gusto por lo nuestro.

Desde el grano

En su cometido buscó a quienes ya son referentes en la elaboración de chocolates desde el grano: el equipo de Cacao de Origen, liderado por María Fernanda Di Giacobbe, con Bernardo Machado y Diego Ceballos a cargo de elaborar estos chocolates.

En el año de pruebas, cuentan, dieron con el perfil que ahora proponen: cuatro tabletas distintas hechas con 60 por ciento de cacao Macuare, que crece en el cerro Bolívar de Miranda, todas infusionadas con tabaco.

A la tableta base de cacao y tabaco se suman tres más: una con sal de Araya, otra tiene naranjas cajeras de Montalbán en Carabobo. Hay otra con ají dulce que revela cierto picor. “Decidimos hacer algo que recordara el chocolate originario de mayas y aztecas que tenía picante”, asegura Lander, acompañado en este proyecto por el sommelier José Gregorio Pereira.

Sabores potenciados

“Queremos potenciar los sabores de nuestra memoria. Las naranjas me recuerdan las mermeladas que hacía mi abuela o cómo las usaba mi papá para macerar la carne”, rememora Lander.

De estas tabletas se elaboran pocas, se venden en contados lugares. “Es algo bastante exclusivo”, comparte Lander y cuenta su intención.  “Buscamos rescatar el gusto por lo nuestro. Recordar la Venezuela de antaño y desde ahí, construir”. Obviamente sus chocolates permiten buenas armonías con tabacos y ron venezolano.

Los chocolates Varinás se ofrecen en las tiendas Epicur de El Rosal, La Casa del Habano y Licores Mundiales en Las Mercedes, y Cacao de Origen en La Trinidad de Caracas.

Instagram:  @varinaspurove