Chocolates por las emprendedoras

In APORTE EMPRESARIAL, CACAO RESPONSABLE, Sin categorizar by josemiguel

Por Rosanna Di Turi (@Rosannadituri)

Aprender a trabajar el chocolate, en bombones o tabletas, puede ser la herramienta que permita un futuro mejor para muchos venezolanos. Por fortuna, hay quienes se han encargado de transmitir estos conocimientos con ese propósito.

En la asociación civil Trabajo y Personas, creada por Alejandro Marius, tienen en sus programas de formación los dedicados a emprendedoras del chocolate. ¨Ya hemos formado a 802 en varios lugares del país como Caracas, Bailadores y Guatire¨, comparte Marius. Son mujeres de bajos recursos que consiguen allí las herramientas para un oficio que puede ser prometedor. Ellos parten de la premisa de que no sólo es fundamental la formación inicial: también es clave el seguimiento para que prosigan.

El equipo de Trabajo y Persona junto a Giovanni Conversi

Con miras a apoyar esta iniciativa, han ideado dos colecciones donde las alianzas sirven para escribir un esfuerzo en plural. Una es de bombones, bautizada San Benito y creada en el 2014 junto a Kakao de María Fernanda Di Giacobbe. La otra es la Colección San Juan, con tabletas elaboradas por Giovanni Conversi de Mantuano Chocolate y estrenadas el pasado diciembre de 2016. En ambas propuestas, las nuevas emprendedoras aprenden y contribuyen en la elaboración junto a los chocolateros. Las ventas de esos productos son a beneficio de este programa de formación de Trabajo y personas.

La Colección San Benito de bombones es para encargos corporativos. La nueva tableta, con empaque diseñado por Gaby Valladares de la firma Papusa, permite otras posibilidades. “Queríamos un chocolate para ofrecer en puntos de venta”, relata Marius.

Con el apoyo de Chocolates El Rey, que les permite precios más accesibles en el producto base que es chocolate Bucare, proponen tabletas con nueces donadas por Manicería San Jorge. “Mucha gente quiere colaborar con nosotros, pero no tiene capacidad para encargos corporativos. Estas tabletas ofrecen la oportunidad”, comparte Alejandro Marius.

Los emprendedores en función del chocolate

El bautismo es el más apropiado. “Es el santo del trabajo y el nombre de la última cosecha de cacao del año”. La idea es que la colección se multiplique en otras tabletas y alianzas distintas. “A futuro queremos que distintos chocolateros del país propongan tabletas que, como estas, sirvan para cambiar vidas”.

Las tabletas San Juan se consiguen en lugares como Siete al Cubo en Los Galpones de Los Chorros, Centro Cacao en el aeropuerto de Maiquetía y Cacao de Origen en la Hacienda La Trinidad.

En Instagram @trabajoypersona  @mantuanochocolate