“Chocopainting”: Lienzos comestibles de chocolate

In Featured, NOTICIAS, VIVAN LOS NIÑOS by Juan Pablo Crespo

Juan Pablo Crespo / @juanpamark
Fotos: Helen López Vásquez

 Materiales: Una hoja de arroz, chocolate derretido y pincel. Manifestación artística: “Chocopainting”. Estilo: libre.  Categoría: infantil. País: España. Resultado: ¡Un divertido lienzo comestible de chocolate!

 Sí, se pinta y se come.

La creadora del “chocopainting” es la venezolana Helen López, conocida también como Helen “Chocolate”, una periodista especializada en cacao y chocolate con más de 20 años de experiencia en el sector gastronómico y mamá de Diego, de 5 años. Helen tiene poco más de 10 primaveras viviendo en España, donde se ha convertido en una embajadora por excelencia de la semilla venezolana y una evangelizadora del chocolate fino.

 

Los niños comparten con sus padres una jornada achocolatada.

Se pinta y se aprende

El “chocopainting” es una actividad diseñada para niños (acompañados de sus padres) en la que se mezcla armoniosamente la pintura y el chocolate, se aprende sobre el cacao y se degustan tres tipos de chocolates en una cata tan profesional como entretenida.

“Los niños después de instruirse en materia de chocolate pintan sobre papel comestible (de arroz) con chocolate derretido: el resultado es una pieza chocoartística que a la vez es un rico alimento para disfrutar”, explica Helen, una caraqueña egresada de la Universidad Central de Venezuela.

Antes del inicio de la dinámica los niños se presentan con sus nombres y edad, mientras sus padres informan si son alérgicos o no a la leche. Enseguida los chicos reciben la hoja de papel de arroz, una porción de chocolate de unos 10 gramos derretido previamente en unas “mini fondue” y un pincel. El lienzo en cuestión se identifica con el nombre del participante con un marcador de tinta comestible.

 

Los pequeños se divierten y ponen a volar la imaginación sobre el lienzo.

“Para el chocolate que se usará estará a la disposición la ficha técnica de sus ingredientes y los permisos de importación correspondientes. Sólo se usará chocolate que garantice que no han sido explotados niños en su producción”, apunta Helen.

La primera parte de la actividad consiste en una introducción de unos 15 minutos sobre el chocolate en la que se responden preguntas clave: ¿es un chuche o un alimento?, ¿de dónde viene?, ¿cómo se procesa el cacao? o de ¿dónde viene el chocolate blanco? Adicionalmente se utiliza literatura infantil especializada para de manera interactiva conversar sobre los hábitos chocolateros.

 

Las pinturas con “tinta” de chocolate se secan en un tendedero, mientras se exhiben. Helen López lo lleva en su bolso.

De la meza al tendedero

“Luego entramos en la segunda fase de unos 20 o 30 minutos para la realización de la pieza chocoartística, en la que el niño se dedica a pintar de manera libre. Una vez terminado el lienzo éste se coloca en un tendedero para que se seque y al mismo tiempo se exponga”, detalla Helen.

Durante la espera se despliega una cata con tres variedades clásicas de chocolate (blanco, con leche y oscuro) que le dan forma a la tercera parte de la cita. “Posteriormente desarrollamos un juego de cata a ciegas”, apunta la venezolana acerca del tercer nivel, de unos 20 minutos.

 

Los niños son guiados en su actividad.

La etapa final está confeccionada para la entrega de las obras a cada “chocoartista” asistente.

El último “chocopainting” se realizó hace unas dos semanas en La Coruña (noroeste español, Comunidad de Galicia). “Al menos una vez al mes hacemos esta actividad en Madrid, que llevaré también a los mercados de la ciudad”.

Cebe resaltar que Helen ha realizado esta experiencia achocolatada en el Salón del Chocolate de París y la repetirá en la edición 2017 que se desplegará entre el 28 de octubre y el 1 de noviembre. “Lo haré como parte de las actividades de promoción de la marca venezolana El Rey“.

Con el “chocopainting” los niños se familiarizan con el chocolate y sus bondades, mientras aprenden junto con sus padres sobre el alimento y acerca del cacao, una semilla mágica que en Venezuela brilla por su riqueza genética.

@circulosdefuego
helenchocolate.com