Información en etiqueta (expectativas vs realidad)

In OPINION by Juan Pablo Crespo

 Por: Mileidys Nieves / icoa1489@gmail.com

La etiqueta es una parte fundamental de una barra de chocolate o productos a base de cacao, sirve para identificarlo, describirlo, diferenciarlo, ofrecer servicio al cliente y también para cumplir con las normativas o regulaciones establecidas por el sector o estándares de calidad del fabricante.

He pensado en reiteradas ocasiones acerca de lo que realmente debe llevar una etiqueta en los productos artesanales con una visión global para ofrecer en el mercado local, en este caso Venezuela. Existe una serie de información que debe estar presente en la etiqueta, tales como: La marca, qué es, quién lo fabrica, dónde, cuándo y con qué ingredientes. Adicionalmente, hay otros datos que hasta cierto punto son “obligatorios” dependiendo del canal de venta a la que esté orientado, como lo son: Control de Producto Envasado (CPE), Número Sanitario Obligatorio (NSO), Código de Barras (CDB), entre otros. Esto sin mencionar algunas certificaciones interesantes que podrían aparecer en una barra de chocolate, tales como Cacao orgánico, Cocoa farmers, etcétera.

 

“Una solución para quienes deciden salir al mercado con una etiqueta genérica es elaborar una ficha técnica del producto terminado en el que se ofrezca información del mismo”.

Sin embargo, estas son las expectativas con las que un emprendedor de chocolate quisiera salir al mercado y así ofrecer calidad en sus productos garantizados y/o avalados por algún organismo competente. La realidad es otra, obtener los códigos y certificaciones no es tan rápido y fácil, en algunos casos resulta realmente costoso. Por lo que mientras realiza el trámite en las instituciones correspondientes hay quienes deciden salir al mercado con una etiqueta genérica y sencilla, donde aparece solo marca y datos de contacto, para luego, una vez obtenido todos sus códigos los incluyen en las etiquetas y las actualizan.

Una solución para quienes deciden salir al mercado con una etiqueta genérica es elaborar una ficha técnica del producto terminado en el que se ofrezca información del mismo. El cual puede ser enviado por un correo, presentada en una infografía a través de las redes sociales, página web, o impresas si así lo prefiere.

Menciono este caso, en vista de que el empaque continúa siendo un tema costoso para quien inicia un emprendimiento de barras de chocolate con cacao de origen en Venezuela, y realizar una “corrida” en la imprenta por menos de 200 unidades no es rentable. Esto debido a que los costos de producción se duplican, sin contar, el añadido de colores y texturas a las etiquetas y/o empaques.

En resumen, para todos aquellos emprendedores del chocolate y artesanos del cacao que deciden presentar los productos con una etiqueta genérica, esto debe ser una alternativa en la fase inicial de su producto, mientras se gestiona los códigos requeridos, y en los mejores casos, algunas de las certificaciones internacionales. La siguiente fase es completar toda esa información y presentarla en la etiqueta de ese producto, eso es pensar global y actuar de manera local. Con esto no solo cumplimos con las normativas correspondientes, sino también ofrecemos al consumidor final toda la información posible de lo que está disfrutando en cada bocado. Eso es calidad, transparencia y fidelidad con nuestros clientes.

  • Mileidys Nieves es ingeniero en procesos industriales y directora principal de Chocolatera Icoa 1489 CA.