Jardín Botánico de Chelsea cosechó primera mazorca de cacao

In Sin categorizar, TECNOLOGIA by Juan Pablo Crespo

Juan Pablo Crespo / @juanpamark
Fotos referenciales

Bajo un clima controlado, el Jardín Botánico de Chelsea (Londres) logró recientemente cosechar su primera mazorca de cacao de una de sus plantas, según se publicó en un trabajo realizado por Matthew Wilson  en el Financial Times.

En el artículo (“How to grow cacaco and other exotic fruits in London”) se puede leer que se trata hasta ahora de la mazorca de cacao cultivada más al norte del mundo.

Como se sabe, la planta de cacao (Theobroma cacao L.) crece en una estrecha franja ecuatorial alrededor del planeta, por lo que no soporta temperaturas bajas, como las que se presentan en Londres, capital de Inglaterra. El árbol en cuestión echa raíces en bosques cálidos y húmedos. Las temperaturas favorables se ubican en una banda entre los 15 grados y los 30 grados centígrados.

Los invernaderos para el cacao pueden verse en varias partes del mundo.

 

Un reto científico

El cacao requiere también de sombra de otros árboles más altos para que lo protejan de los rayos del sol, pues temperaturas muy altas pueden causar alteraciones en el árbol. Con todo este contexto, el cultivo de cacao es entonces un reto constante para los productores del campo, incluyendo los invernaderos controlados, por lo que lo logrado en el Jardín Botánico de Chelsea, el segundo más antiguo de Londres, es un avance científico importante en el área.

“Los jardineros dormían en el invernadero para polinizar las flores al amanecer”.

Wilson escribió en su artículo que el fundador del jardín (1673), Hans Sloane, fue un conocedor del chocolate, que probó en una corta estancia en Jamaica, donde preparaban la bebida con cacao fermentado, agua y en algunos casos leche. Él fue también un experto en botánica y la medicina. Wilson también reseñó que Sloan vendió una receta de chocolate, por lo que el autor cree que “Sloane seguramente estaría orgulloso que tres siglos después, se elabore chocolate en Londres proveniente de un árbol del jardín que él fundó”.

En el escrito también se puede leer que el éxito logrado en el jardín botánico británico llegó tras años de ensayos y errores y practicando la polinización manual. Los jardineros “dormían en el invernadero para polinizar las flores al amanecer”, señaló Wilson en la sección de Jardines del Financial Times.

El Jardín Botánico de Chesea es el segundo más antiguo de Londres.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone