José Vicente Franceschi: “Renacimiento del cacao venezolano es impostergable”

In APORTE EMPRESARIAL, EVENTOS, NOTICIAS, Sin categorizar by Juan Pablo Crespo

Por: Juan Pablo Crespo
Fotos: Jone Troconis

El libro “El cacao en la vida venezolana y del mundo” de José Vicente Franceschi Balán fue bautizado este martes 20 de junio en Caracas, en la Librería El Buscón ubicada en el Trasnocho Cultural. Tal lo anunciado, la cita  fue un momento propicio para repensar el sector cacao en todas sus líneas.

“El renacimiento del cacao venezolano es impostergable”, afirmó el autor del libro, convencido de la importancia o peso que el fruto tropical puede llegar a tener para empujar el desarrollo socioeconómico del país.

El cacao llegó a ser el principal producto de exportación de Venezuela, como luego lo fue el café, hasta que el petróleo provocó el abandono del campo.

El cacao venezolano ha ganado una obra de arte… escrita.

Para la reflexión

“Cada vez se incorporan más actores al cacao, pero la producción no se incrementa”, continuó Franceschi Balán durante su discurso de unos siete minutos, pero con material nutrido para  la reflexión. “Del año 1985 al 2015 el promedio de producción de cacao fue de unas 15 mil toneladas”, alertó, recordando antes que durante aproximadamente un siglo la cifra de producción no ha tenido mayores cambios.

“El cacao requiere nuevos agricultores (…). Los buenos gobiernos siempre son necesarios para el desarrollo de esos ciudadanos”, señaló rodeado de familiares, como Claudia Franceschi (gerente de Mercadeo y Desarrollo de Productos de Innovación de Franceschi Chocolates), amigos y gente del cacao y del chocolate venezolano.

El bautizo de “El cacao en la vida venezolana y del mundo” marca el inicio del recorrido de un libro de referencia.

La presentación del autor estuvo a cargo de Arístides Medina Rubio, director fundador de la revista Trópicos, quien resaltó los conocimientos de Franceschi Balán en materia de cacao nacional e internacional, así como su formación principalmente en el terreno de las ciencias sociales, lo que lo curtió para su aproximación a las raíces y ramificaciones del tema cacao.

Medina Rubio se paseó por el libro dividido en dos partes, al que calificó de una obra “bien editada” y producto de varios años de arduo trabajo.

La primera parte del libro se denomina El cacao en la sociedad, en el que el autor describe el origen del cacao y parte del descubrimiento europeo. También hace referencia a las primeras colonias de explotación y comercialización del cacao en el país. Igualmente habla sobre el  comienzo de la hibridación de los cacaos venezolanos con amazónicos, que se denuncia cuando la introducción de estos en Barlovento, en 1831,  pero en el oriente se registran más tempranamente y cae la duda sobre la calidad venezolana entre los usuarios tradicionales. En este periodo, por cierto, nacen los términos criollos y forasteros como afirmación comercial de calidad por parte de los agricultores.

Una gran receptividad tuvo el libro por parte de los invitados.

En la primera parte de su libro, Franceschi Balán resalta además la importancia del comercio ilegal del cacao y su rol en la creación de mercados en el mundo no hispánico o la diversificación fuera del imperio español, para luego empezar con los otros desarrollos cacaoteros, en Ecuador, Ghana, Brasil y Trinidad en una secuencia donde abunda en la contundencia del impacto africano en el desarrollo de la industria chocolatera internacional.

Jorge Redmond (izquierda) estuvo presente en el bautizo del libro.

Luego, la segunda parte, titulada El cacao en la vida venezolana, Franceschi Balán, finaliza con una exposición de las perspectivas que a futuro apuntan al cacao como un factor de beneficio para el país porque a pesar de haber cambiado mucho su calidad, aún tal como está es de excelencia en su diversidad y solo requiere que los actores del circuito cacaotero, (agricultores, industria y comercio, gobierno y los académicos) se coordinen para retomar esta calidad con brillo y relanzarlo como la imagen del país comprometido en hacerlo símbolo universal de calidad como lo fue en su inicio.

El cacao se fortalece también en la investigación literaria.

José Vicente Franceschi lleva en sus genes el cacao porque es parte de una familia ligada al cacao por casi 200 años. En las últimas décadas él y sus hermanos se dieron a la tarea de rescatar los cacaos criollos que ahora crecen en Paria. Su tatarabuelo Vicente fue el fundador de la Casa Franceschi, en 1830.

La librería El Buscón fue el epicentro de la cita.

“El cacao en la vida venezolana y del mundo” se suma al abanico de la literatura venezolana sobre cacao. El libro de José Vicente Franceschi está llamado a convertirse en toda una referencia en la materia, dentro y fuera del país.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone