María Gracia: “En casa se molía cacao para preparar chocolate caliente”

In CACAO EN BOCA, NOTICIAS, PRODUCTORES, Sin categorizar by Juan Pablo

Juan Pablo Crespo / @juanpamark
Fotos: Facebook de María Gracia

Desde muy pequeña, María Gracia Sosa estableció una estrecha relación con el cacao venezolano, tanto que para tomar chocolate caliente en su casa tostaban y molían la semilla, toda una fascinante experiencia de vida que la ha acompañado a lo largo de sus 29 años. Esa conexión especial impregnada de aromas y sabores la sacó a relucir en la final de la segunda temporada del MasterChef Uruguay, competencia que ganó la semana pasada con el colofón de un postre que tuvo chocolate como uno de los ingredientes principales.

La valenciana confesó que el chocolate es su debilidad y en su pastelería es protagonista de primera línea. “Para mí, un buen postre debe involucrar chocolate sí o sí”, dijo en entrevista con Vivaelcacao, desde Montevideo, capital del país charrúa y al que llegó hace unos tres años. “Tenemos una joya en bruto con nuestra semilla”, afirmó la médico egresada de la Universidad de Carabobo sobre el potencial del cacao venezolano.

El largo camino que tuvo que recorrer María Gracia hasta imponerse en la última prueba del MasterChef inició en agosto pasado. Aquella cita final incluyó tres platos: entrada, principal y el postre. Éste último con una figura crocante de chocolate. Con la victoria se ganó un curso de repostería y cocina profesional, además viajará a España para cursar una pasantía en El Celler de Can Roca, considerado el mejor restaurante del mundo en 2015 por la revista “Restaurant Magazine” y poseedor de tres estrellas Michelín.

 “Debemos darle al cacao toda la atención que se merece”, reflexionó.

 

María Gracia (derecha), se impuso en la final del MasterChef Uruguay.

¡Todo es posible!

-Tras poco más de una semana de haber ganado el MasterChef Uruguay, ¿qué reflexión haces de esta experiencia que de alguna manera ha marcado tu vida?
-Miro hacia atrás y todavía me cuesta creerlo. Fueron unos cuantos meses de mucha dedicación, aunque todo ha sucedido muy rápido y sin el tiempo para detenerse para ver lo que en realidad ha pasado. Al principio me costó creer que entré al MasterChef Uruguay, ahora me cuesta más creer que gané la competencia. Esta experiencia me hace ver que sí se puede todo y que la vida te puede llevar por un rumbo que a veces no es el que imaginaste al inicio, pero que si las cosas se hacen correctamente, entonces todos los sueños que tengas se podrán realizar.

-¿Qué saben por aquellas latitudes sobre nuestra semilla?
-Ahora que he conocido a más personas de otros países, me he dado cuenta que no tienen información acerca del cacao venezolano, en gran parte porque si bien tenemos la mejor materia prima del mundo, el trabajo de difusión que se realiza alrededor de la semilla y en materia de exportación no es el más adecuado. Suiza, por ejemplo, tiene parte de los mejores chocolates del mundo y allá utilizan cacao venezolano, y eso se desconoce en el planeta. Cuando en el mundo se nombra a Venezuela, las personas piensan en petróleo, pero también pueden pensar en cacao y otros productos. Tenemos una joya en bruto en nuestra semilla. Como país debemos trabajar mejor la información y darle al cacao toda la atención que se merece. Chuao está allí, como en medio de la nada, con su denominación de origen. En el país hace falta también desarrollar más la cultura alrededor del chocolate. Tenemos un potencial inmenso para crecer. El cacao venezolano no tiene comparación.

 

María Gracia quiere formarse en la cocina, donde se siente cómoda. De seguro, el chocolate estará presente en sus postres.

-Desde pequeña has sentido un gusto especial por la pastelería y el chocolate, ¿cómo floreció esta conexión?
-Me crié con el chocolate porque desde niña tuve contacto con el cacao. En mi casa se molía el cacao para preparar chocolate caliente. Mi familia es andina, tanto la materna como la paterna, por lo que existe esa costumbre de tomar chocolate caliente, tras tostar y moler el grano. El chocolate ha sido mi debilidad desde la infancia. En Venezuela, país del mejor chocolate del mundo, tenemos el cacao a nuestro alcance.

-El chocolate es uno de tus ingredientes principales, ¿cómo te gusta integrar este alimento a tu cocina?
-En la pastelería, sin duda, es mi ingrediente favorito. Para mí, un buen postre debe involucrar chocolate sí o sí. El chocolate me gusta integrarlo de muchas formas, con texturas, coberturas, masas… También lo he utilizado en cocina salada, como en salsas, porque queda muy rico en carnes.

 

En agosto comenzó el camino triunfante de María Gracia.

-Háblanos de ese postre con el que ganaste la final del MasterChef Uruguay.
-Se trata de un mousse de maracuyá con texturas de chocolate. Constaba de una tierra de cacao y una figura de chocolate crocante. Ese postre representa lo que desde niña siempre me ha gustado: el chocolate y el jugo de parchita.

-¿Qué pastelero o chocolatero venezolano o del mundo admiras y por qué?
-Al chef pastelero venezolano Ángel Ramírez Betancourt, por todo lo que ha logrado en su carrera, él es un cocinero de mucho renombre, ahora trabaja en el Hotel Four Season. También admiro al valenciano Francisco Broccolo, pastelero que se formó primero por su cuenta y luego realizó estudios formales. Ambos son una inspiración, tanto por sus logros como por sus orígenes.

 

“Desde los cinco años comencé a elaborar mis propias tortas, con la ayuda de mi madre y mis tías”.

-¿Te gustaría especializarte en la pastelería o chocolatería?
-Mi inquietud en la cocina comenzó por la pastelería. Desde los cinco años comencé a elaborar mis propias tortas, con la ayuda de mi madre y mis tías. Sin embargo, más adelante, sobre todo cuando me vine a Uruguay, que comencé a cocinar por mi cuenta para comer y poder recrear esos sabores de mi hogar, desarrollé más amor por la cocina salada. Ahora empezaré estudios de cocina en el Instituto Crandon y, en el 2019, un curso de pastelería. Quiero combinar las dos áreas, aunque uno no sabe lo que se viene. Ahora necesito desarrollar el conocimiento, más adelante veré por dónde es el camino.

-Y tu postre de chocolate preferido, ¿cuál es?
-El negro en camisa, por supuesto es muy rico, húmedo y aireado. También me gustan mucho los bombones, como los de La Praline Chocolatier, me encantan.

María Gracia tiene un futuro inmenso en la cocina y en su pastelería el chocolate estará presente, recordándole esos momentos de su infancia en casa, con el calor de hogar y entre un chocolate caliente.

En las redes:
IG: @mariagraciamch
F: María Gracia Sosa Quevedo