Mérida cumplió con creces en su Primer Festival del Chocolate

In NOTICIAS, Sin categorizar by Juan Pablo Crespo0 Comments

Juan Pablo Crespo / @juanpamark
Fotos: Liliana Elías

Decía Ghandi que “el futuro depende de lo que hagas hoy”. Indudablemente entonces, la semilla que se siembra hoy se recoge mañana en hermosos frutos para todos. Y eso es lo que se ha hecho en el Primer Festival del Chocolate de Mérida 2017, labrar hoy la tierra para el desarrollo de su cacao, su chocolate, su gente y demás sectores económicos del estado andino, como el turístico.

El evento achocolatado que abrió sus puertas a Venezuela el pasado 20 de octubre y finalizó la noche de este domingo 22 es un claro indicio de un mejor futuro, pese a las piedras que nunca faltan en el camino. Fueron tres días de intensas actividades llenas de saberes, sabores y experiencias con el inconfundible sello de calidad merideño.

 

“Ha sido un festival que ha permitido reencontrar amistades y establecer nuevas. Este festival rebasó nuestras expectativas”.

La organización de la exposición  pasó por las manos de la Gerencia de Desarrollo Social y Turismo de la Alcaldía Libertador de Mérida, el portal especializado Vivaelcacao, la Universidad de Los Andes, Chocolates La Mucuy, Chocolates Cayré, Andinos Bistró Café y parte de los principales hoteles de la capital andina, además contó con el apoyo de Nestlé Venezuela S.A. Especial agradecimiento a José Osorio y Mayela González, ambos de la Alcaldía, por su inconmesurable labor al frente del festival.

 

El chocolate y sus protagonistas en la expoferia.

Una expoferia para recordar

El Salón del Chocolate que se realizó en el Hotel La Pedregosa siguió su curso el domingo con entrada libre al público. Se trató de una expoferia donde se dieron cita diversos productores y empresarios para ofrecer y mostrar los frutos del cacao y productos de chocolate que elaboran. El Salón de Catas deleitó también a los asistentes con degustaciones que recordaron los años de infancia y mostró también lo mejor de las golosinas de chocolate, el Bean to Bar o las armonías con ron.

Entre esas actividades que se efectuaron estuvo una degustación de Chocolates Cayré y Cocuy Payero, acompañados por la sommelier Fanny Formenti. “Ha sido un festival que ha permitido reencontrar amistades y establecer nuevas. Este festival rebasó nuestras expectativas”, dijo César Carbonara, de Chocolates Cayré.

Esta empresa merideña participó el sábado con “Del cacao al chocolate, tertulia y degustación”, planeada inicialmente para tres horas, pero se necesitó una más dada la gran receptividad que tuvo. “Hubo la participación de productores de cacao, artesanos, expertos en el área técnica, chocolateros y amantes del chocolate. Una fabulosa tertulia con mucho ánimo e información valiosa”, detalló. Allí estuvieron Gabriela Ramírez de Chocolates La Mucuy, Mileidys Nieves de ICOA 1489 y el mismo Carbonara como facilitadores. Seguidamente, Laura Réquiz y Carbonara dirigieron con un taller demostrativo de barras intervenidas.

 

Los niños aprendieron sobre el cacao venezolano, información que siempre debe estar presente en la generación de relevo,

Los niños fueron también protagonistas en la jornada dominical con catas especialmente diseñadas para ellos y charlas educativas sobre el cacao y su procesamiento hasta convertirse en chocolate. La emoción de conocer sobre la semilla y el rico y nutritivo alimento resultante estuvo siempre presente en sus rostros.

 

La familia del niño Sebastián David Avendaño recibirá ayuda económica para su operación de oído.

Una labor social

El festival dejó además dos importantes improntas en su dulce ruta de tres estaciones. La primera tuvo que ver con la entrega de recursos económicos recaudados a los padres de un niño de cinco años, Sebastián David Avendaño, quien necesita un implante coclear para que pueda recuperar el sentido de la audición.

 

Mucho sabor a disposición de los visitantes.

La otra huella estuvo relacionada con la declaratoria del Cacao Patrimonio Cultural, como reconocimiento a sus raíces históricas y culturales en Mérida, integrante del Sur del Lago de Maracaibo, tierra fértil donde investigaciones académicas han determinado que el cacao Criollo es originario de este amplio sector que incluye también parte de los estados Zulia, Trujillo y Táchira.

Por cierto, para la próxima edición se trabaja para lograr la Denominación de Origen del Cacao del Sur del Lago, honor que esta hora solo tiene Chuao, en Aragua.

 

Mérida cumplió con las metas en su festival del chocolate.

El Primer Festival del Chocolate de Mérida 2017 apunta hacia su segunda edición y, como lo entendía Gandhi, sus organizadores entienden que solo haciendo algo hoy se puede alcanzar la visión que se tiene como meta. Así, sin duda la próxima cita promete ser más grande y aun mejor. ¡Viva Mérida, su gente y su cacao!

 En las redes:
F: estivalchocolatemer
T: @FestivalMer Te sigue
#FestivalDelChocolate  #Mérida

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Leave a Comment