¡Niños al chocolate! con Anabella Barrios Matthies

In NOTICIAS, VIVAN LOS NIÑOS by Juan Pablo Crespo

Por: Carmen Isabel Maracara
@palabracierta (Instagram) @palabracierta1 (twitter)
Fotos: Cortesía Anabella Barrios Matthies / Pixabay

Anabella Barrios Matthies lleva varios años integrando la cocina con la psicología y los niños, en talleres especiales para ellos en los que se combina la magia de los fogones, con el quehacer de una vida en belleza, con autoestima, creatividad y pasión. Antes en vacaciones y hoy para grupos privados, a solicitud de los padres o representantes, estas actividades de aprendizaje lúdico son una verdadera oportunidad para iniciar a los más pequeños en la cocina en forma divertida.

Ella se define como “psicóloga de profesión y pastelera de corazón”, es psicólogo clínico, con máster en Familia y además de su emprendimiento personal, reflejado en portales como http://psicocina.blogspot.com/ y www.psi-cocina.com, también ejerce su consulta privada como parte del equipo de la Unidad de Obesidad en el Instituto Clínico La Floresta, Caracas.

Para ella el chocolate es una pasión que no admite objetividad, por lo que a través de esa lente ve el chocolate de los demás, aduce. “Yo creo que consumo chocolate a diario. Una de las cosas que he descubierto en la adultez ha sido el chocolate amargo, porque cuando yo era chiquita, todos eran con leche y este chocolate amargo es el que le he introducido a mi hija que tiene dos años. ¡Y  lo ama!”.

Los niños se divierten y aprenden en la cocina sobre gastronomía y especialmente acerca del chocolate.

Memoria gustativa

La descripción que hace del mismo, enfatiza una sensorialidad en plenitud: “Me encanta su naturaleza, ese derretirse, su cremosidad, esa viscosidad que tiene en boca. La mezcla de sabores que tiene es fantástica. Sus propiedades hacen que instintivamente, tanto niños como adultos, lo busquemos, porque es un estimulante, tiene triptófano, que es el precursor de la serotonina, el cual nos ayuda con el estado de ánimo. La memoria gustativa nos lleva a recordar posiblemente lo que es la leche materna”, explica.

“En relación al trabajo con niños y la dificultad, todo depende de qué hagamos. Evidentemente unas galletas chocolate chips no tienen mayor dificultad y son muy divertidas porque los lleva a robarse las chispitas de chocolate, son sabrosas y no requieren mayor cuido de las temperaturas, del temperado del chocolate. Hacer bombones con niños es más delicado, sí queremos que ellos aprendan la técnica correctamente, pero esa no es la pretensión, al menos no es lo que yo busco con los niños de cinco años, por ejemplo. Pero no veo mayor dificultad con enseñarles elementos de repostería o pastelería que incluyan chocolate”.

“Enseñarle a un niño que el chocolate requiere cuidado a la hora de calentarse, es una manera de enseñarle respeto por un ingrediente e instruirle sobre ese respeto nos permite hacer una metáfora de aquel que tenemos que tener por el otro, a la consideración, a lo delicado, al conocer el ingrediente, a cómo exaltar su sabor y no maltratarlo, no atropellarlo”, concluye.

Los niños tienen un mundo de oportunidades por descubrir en la cocina.

Tres recetas sencillas para comenzar

Chocolate Caliente Blanco

Porciones: 6 tazas

Ingredientes :

6 tazas de leche

2 tazas de chocolate blanco

Una ramita de canela

Decora con un caramelito de menta (opcional)

Preparación

  1. Derrite el chocolate en baño maría o en el microondas, de 20 a 20 segundos. Calienta la leche en una olla y agrega el chocolate previamente derretido, y la canela. Sirve.
Pie de chocolate

Porciones: 1 pie

Ingredientes:

La masa

300 grs. de harina todo uso

100 grs. de azúcar

2 yemas huevo

1 barrita de mantequilla temperatura ambiente (90 gramos)

El relleno

200 grs de chocolate negro

2 latas de leche condensada

1/2 cucharadita de mantequilla

Preparación:

Precalienta el horno a 375ª

Coloca todos los ingredientes de la masa en un bowl y mezcla con la mano hasta que se integren.  Coloca en un envase refractario para pies.  Con un tenedor, pincha la masa. y hornea de 5 a 10 mins. Y deja enfriar.

Baja la temperatura del horno a 350ª. En una ollita, derrite el chocolate con la leche condensada. Vierte sobre el recipiente con la masa y hornea por unos 10 a 15 mins.  Saca del horno y deja enfriar.

 Las tradicionales galletas Chocolate chip

Porciones: 24 Galletas

Ingredientes :

1 huevo

1 yema de huevo

2 1/4 tazas de harina todo uso

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

12 cdas. (1 1/2 barra de mantequilla sin sal) a temperatura ambiente

3/4 de taza de azúcar morena o papelón rallado

3/4 de taza de azúcar blanca

2 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla

2 tazas (1 paquete) de chispas de chocolate semi-dulce

Preparación:

Pre-calienta el horno a 350ª. En un bowl pequeño, bate el huevo entero y la yema. Reserva.

En otro bowl, mezcla la harina, la sal y el bicarbonato de sodio (ingredientes secos). Reserva.

Con la batidora eléctrica, comienza a batir la mantequilla y poco a poco agrega el azúcar, bate hasta que se ponga ligera y esponjosa (como una nube).

Agrega el extracto de vainilla, y sigue batiendo hasta que sea una mezcla homogénea. Poco a poco, comienza a agregar los ingredientes secos, deja de batir apenas se integren.

Ve agregando las chispitas de chocolate y mézclalas con una  cuchara de madera.

Toma la bandeja para hornear, para engrasarla y enharinarla.

Con una cuchara, tomas de la masa las porciones de galleta y las vas colocando sobre la bandeja, con unos 8 cm de separación entre galletas.

Hornea sobre la rejilla del medio, unos 12-15 mins. Saca la bandeja del horno con protectores en las manos para el calor.  Deja enfriar, por 5 minutos. Repite el proceso hasta que hornees todas las galletas.

Twitter:@psicocina

 

Barrios integra la cocina con la psicología y los niños.