Plan Cacao Nestlé apostando por las bondades del Cacao de Paria

In APORTE EMPRESARIAL, NOTICIAS, RESPONSABILIDAD SOCIAL, Sin categorizar by Juan Pablo Crespo

Por: Yuly Carreño
Fotos: Liliana Elías /  Jesús Beyloune

La experiencia y trayectoria de Nestlé Venezuela ha mejorado la producción de cacao en diversas zonas del país a través del programa Plan Cacao Nestlé, el cual representa, en conjunto con los otros programas de Creación de Valor Compartido (CVC), el compromiso que Nestlé Venezuela tiene con el país y su desarrollo económico y social. Plan Cacao Nestlé es el único programa a nivel nacional que no sólo aumenta la productividad de las plantaciones de cacao en el país, sino que ofrece y vela por mejorar la calidad de vida de sus productores y de las comunidades que los rodean.

Ezequiel Millán, coordinador de Programación de Plantas de la Fundación Proyecto Paria.

Por ejemplo, en la región de Paria, a través del Plan Cacao, se han sumado esfuerzos en esa titánica pero posible meta de rescatar la producción nacional del “alimento de los dioses”. En Oriente, específicamente en el estado Sucre, la iniciativa ha tenido resultados satisfactorios de la mano de la Fundación Proyecto Paria (FPP), que ha reforzado en los cacaocultores la importancia de cambiar los viejos hábitos de siembra y cultivo por prácticas más efectivas y ver cómo esto se traduce en un incremento en la calidad de vida de los productores. Para el año 2016, un 85% de los productores encuestados habían mejorado su calidad de vida, de ellos el 16% contaba con acceso a un seguro privado de salud y 9 de cada 10 hogares ya contaban con electrodomésticos.

Héctor Ramírez, representante de Nestlé Venezuela considera que una de las claves para el éxito del plan es que los productores estén organizados, porque de esa forma es más fácil identificar las debilidades y fortalezas de la unidad de producción y atender sus necesidades.

Cacao de calidad a partir de las buenas prácticas agrícolas.

Impulsadores de compra

Para el desarrollo del plan se ha implementado la figura de los impulsadores de compra, un rol que busca coordinar de manera eficaz la comercialización y el arrime del cacao. Se trata de productores que están dentro de las mismas asociaciones y que no solo recogen el cacao, sino que también se encargan de velar porque esté bien definida la banda de precios con la que se verán beneficiados.

Pero aunque no deja de ser importante el valor del fruto, Ramírez va más allá refiriéndose al tema de la trazabilidad. Esto significa un tratamiento más cuidadoso del grano de cacao desde que sale de la unidad de producción hasta llegar a la industria, lo que permite la  diferenciación de precio por calidad y tipo de cacao.

“Cada uno de ustedes debe pasar de la etapa de recolector a la de productor y tener un manejo integrado de las plantas, conocer el cultivo y la estructura de costos”, les dijo   durante un encuentro organizado por Vivaelcacao el pasado mes de enero, en el que participaron varios cacaocultores de pueblos como El Pilar (capital del municipio Benítez) y Tunapuy (capital del municipio Libertador), entre otros.

Con estas palabras el representante de Nestlé les hizo saber la necesidad de mejorar la calidad del proceso productivo y también la posibilidad de asesoría permanente en temas específicos, de acuerdo con las necesidades de la plantación y las condiciones del cultivo.

El mejor cacao del mundo, el venezolano.

Positivos resultados

El Plan Cacao en Paria se puso en marcha desde el año 2013. Durante este tiempo se han atendido más de 600 productores y actualmente se pretende ampliar la cobertura hacia otros sectores. Así lo ha manifestado Amelia Salazar, director ejecutiva de la FPP, quien califica como un éxito la iniciativa, porque ha permitido incrementar la productividad por hectárea.

“Ellos tienen la experiencia de vida, pero no la científica y tecnológica de cómo realmente deberían sembrar”, dice al tiempo que hace énfasis en algunas cifras. Durante el 2016, asegura, se propagaron aproximadamente 52 mil plantas y la productividad se incrementó entre 40% y 50%.

“Vemos con satisfacción que nuestro objetivo como fundación se está cumpliendo, y no es otro que brindar conocimiento y capacitación para que a la larga  aumente la calidad de ese cacao”.

En algunos casos, el Plan Cacao en Oriente alcanza rendimientos de hasta 500 kilos de cacao por hectárea.

Materiales adecuados

De manera similar, Ernesto Acosta, coordinador del Plan Cacao en Oriente, se muestra complacido con los logros del plan, en algunos casos alcanzando rendimientos de hasta 500 kilos de cacao por hectárea (el promedio nacional ronda los 300 kilos). Los materiales que se utilizan dentro del plan incluyen el Ocumare 60, 61, 67 y 77, que son adaptables a la zona y ya en tres años permite una buena cosecha. “Algunos productores que habían abandonado sus fincas con el plan han regresado, y le están dando el manejo que merece el cultivo”, apunta.

Cacao para el desarrollo socioeconómico.

Además de los temas técnicos que involucran capacitación técnica en el manejo del cultivo, apoyo directo en la mejora de las fincas y la estimulación de la cooperación entre agricultores y capacitación en prácticas de postcosecha (fermentación), se abordan otros temas sociales como el Programa Global de Niños Saludables Nutrir y la Escuela del Sabor. Ambos han logrado aportar en el anhelado objetivo de mejorar la calidad de vida de los productores de cacao y sus familias.

IG: nestlecontigo
T/F: @NestleContigo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone