Fuerzas vivas del cacao venezolano rechazan intervención del Estado en comercialización

In Featured, MERCADO NACIONAL DE CACAO, NOTICIAS by josemiguelLeave a Comment

Por Liliana Elías

La posible puesta en práctica de políticas gubernamentales que rijan el mercado del cacao en Venezuela sigue generando descontento y preocupación entre los productores y demás representantes del rubro a escala nacional. A través de una consulta hecha por Vivaelcacao.com a cacaocultores de distintas zonas del país, la posición pareciera ser la misma: desconfianza y recelo ante lo que para ellos sería la crónica de un fracaso anunciado.
Aseguran que el Estado bien podría intervenir en pro del sector a través de aportes que les permitan mantener su autonomía y no como pretende hacerlo.

Inversión más que represión

Luis Varela, ingeniero agrónomo y consultor independiente, explicó que la situación actual del país requiere una inyección de divisas que ayuden a minimizar el impacto de la crisis económica. “El cacao puede ayudar a incrementar esos ingresos de manera inmediata, sin embargo no pueden ser acciones espasmódicas bajo el amparo de la fuerza pública las que ayuden a incorporar al sector en esta tarea. Se deben realizar de manera inmediata y con una metodología de inclusión de cada uno de los eslabones de la cadena, donde el Estado tiene como papel fundamental normar y hacer cumplir esas leyes de manera progresiva, sin convertirse en un agente represivo que pueda causar daños severos al desarrollo normal del proceso productivo del cacao y sus derivados”.

Más allá de la tableta

Del mismo modo, Julio Hernández, ingeniero agrónomo con amplia trayectoria en áreas como Denominación de Origen, enfatizó que el cacao y el chocolate pueden ser en Venezuela lo que las parras, uvas y vinos en Europa y otros lugares, fuentes de trabajo, historias, tradiciones, imágenes locales, protectores del medio ambiente y placer. “Para esto es necesario respetar los derechos del productor, promover su bienestar, seguridad, creatividad. El Fondo Nacional del Cacao se justificó con argumentos parecidos y los resultados alcanzados fueron opuestos. Los alcaldes pueden ofrecer otros servicios, la seguridad local, la organización de mercados locales,’la promoción de la calidad de sus productos y la certificación de estos… Un productor y procesador de cacao exitoso es una fuente generadora de bienestar en su municipio y país”.

Industriales preocupados
Albe Gorrin, encargado de la Comisión de Agroindustria y director de la Cámara de Industria y Comercio del estado Bolívar, quien además es productor de cacao, manifestó la enorme preocupación que mantiene el gremio en la región. “Estamos en desacuerdo con la monopolización del mercado del cacao, la experiencia ha sido nefasta tanto en este rubro como en otros igual de importantes: maíz, carne, pollo, arroz…” Indicó que las medidas que piensan tomarse influirán notablemente en la caída de la producción. “Las políticas recientes han sido poco exitosas, más aún con el problema de divisas que tenemos. Todavía hoy, por ejemplo, cuando ya inició la época de lluvias aún no contamos con los fertilizantes para muchos productos agrícolas, y esto se traduce en un aumento de precios.

Agregó que el Fondo Nacional del Cacao, en paralelo con el Fondo Nacional del Café demostraron que la intervención gubernamental ha sido negativa. “Hoy en día nos encontramos frente a emprendimientos de cacao y chocolate interesantísimos que valdría la pena cuidar. pero que se destruirían con la colocación de precios unilateralmente y con la mano del Estado” advirtió.

Como Cámara de Industria y Comercio solicitan al Gobierno una intervención, pero desde otra perspectiva: facilitándole al productor los medios para incentivar la producción, garantizándole la seguridad en campo, mejoramiento de la vialidad y asesoría que le permita salir adelante.

Sin cacao no hay chocolate

A los chocolateros también les alerta la situación. Mileidys Nieves, ingeniero, chocolatera y directora de ICOA 1489, quien además es buscadora de variedades ancestrales de cacao venezolano, se pronunció sobre las posibles consecuencias que traerían perder el contacto directo con el productor, a quien solo visitaría el Estado y no los propios chocolateros como ha sido hasta hoy.

“Parte de mi trabajo ha sido recorrer varias regiones de Venezuela y encontrar en zonas como Ocumare de la Costa, Choroní, Chuao, y Carabobo, una gama de opciones y desarrollar un chocolate bastante exclusivo donde pueda tener variedades A1 de cacao y productores comprometidos con su oficio. Con estas acciones del ente gubernamental, se rompería ese contacto directo que terminaría yendo en contra de la producción libre, si a esto le sumamos los problemas de escasez de azúcar y otros ingredientes que los chocolateros utilizamos el panorama es desalentador”.

Exportar ¿Por qué no?

Para muchos otros productores y chocolateros, el tema Exportación es otro factor importante. Pese al excelente material genético del cacao venezolano sacarlo de nuestras fronteras es todo un trauma, en donde según industriales de la talla de Jorge Redmond, presidente de Chocolates El Rey, hay que cumplir con al menos 90 requisitos y 16 ministerios. A esta situación habría que agregarle las denuncias sobre supuestas “alcabalas” que despojan de su cargamento a los productores que se mueven en territorio nacional.

Definitivamente el cacao venezolano merece verse con lupa y decantar los escollos que le impiden ocupar el sitial de honor propio de semillas ancestrales.

Leave a Comment