Por Liliana Elías / Foto de inicio: desdeelcentro.org

Es la mejor aliada en todas las áreas de injerencia humana, siempre y cuando se le de el uso correcto. La tecnología hace la gran diferencia y nos lleva al progreso. Afortunadamente, el sector agrícola venezolano también se beneficia de ella gracias al ingenio de nuestros científicos empeñados en darle a los campos venezolanos el máximo provecho.

Este interesante e innovador fenómeno en el que trabajan se basa en la aplicación de Redes Neuronales Artificiales, (RNA), una manera de contribuir al progreso que sin duda, será de gran ayuda para el productor.

Ahydemar Núñez, una de las mentes más brillantes de la Inteligencia Artificial en Venezuela.

Viva el Cacao entrevistó en exclusiva a dos de los líderes de este movimiento, la experta en IA (Inteligencia Artificial) de la Universidad Central de Venezuela, Ahydemar Núñez, y el ingeniero agrónomo experto en Economía Agraria, Luis Pernía, quienes nos abrieron un abanico de opciones a conocer concernientes a las RNA.

Luis Pernía, ingeniero con más de 20 años de experiencia en el área agronómica

Tecnología de precisión

Las redes neuronales son paradigmas de la Inteligencia Artificial que tratan de emular la estructura y funcionamiento del sistema nervioso, con el fin de alcanzar una funcionalidad similar en la resolución de problemas. Estos problemas están relacionados con el aprendizaje o extracción de conocimiento a partir de la minería de datos.

Los especialistas señalan que ante un escenario de gestión del conocimiento donde existen grandes volúmenes de información como lo son las imágenes de satélites (sensores remotos) el profesional del agro se puede apoyar en las técnicas de aprendizaje automático (Machine Learning) y en particular en las redes neuronales para la construcción de modelos que le permitan administrar el territorio de una manera rápida y con gran precisión.

Al referirnos a su aplicación en el cacao, indican que con estas técnicas es posible construir modelos de conocimiento a partir de datos de diferentes tipos y en diferentes contextos. “Por ejemplo, en percepción remota se pueden utilizar las imágenes de satélite como datos para una red neuronal, la cual puede generar un modelo que permita, de manera automática realizar una evaluación de la cobertura vegetal, el estado de salud de plantaciones, requerimientos de agua para la plantas, entre muchas otras aplicaciones” afirma Núñez.

«Esto permite que al contar con información de primera mano como lo es el estado de salud de la planta expresado con un indicador llamado Indice de Vegetación Normalizado (NDVI), el cacaocultor pueda planificar con precisión las labores de fertilización, control de plagas y enfermedades», agrega Pernía.

Los integrantes de Agronerds, la fundación que busca aplicar tecnología al campo. Foto cortesía Agronerds

«Agronerds»: de Venezuela para el mundo

Una vez más, los venezolanos destacan en el mundo gracias a su conocimiento y creatividad. Muestra de ello es no solo haber puesto la mirada en este sistema, sino la creación de una fundación llamada Agronerds, la cual agrupa a científicos entregados a la investigación en el área agraria para el máximo aprovechamiento de los suelos y vegetación en pro de cosechas de altísima calidad y productividad.

Pioneros en cacao a escala mundial 

Al preguntarles qué países llevaban la delantera en la aplicación de RNA en el sector cacao, nos respondieron que a la fecha no hay experiencias en este rubro en estas técnicas, “nosotros en la Fundación Agronerds conjuntamente con la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela llevamos un año y medio en investigaciones para todo el sector agrícola y con gran atención en los sistemas de plantaciones (café, cacao y caña) y adicionalmente cultivos anuales mecanizados (arroz, maíz y sorgo).

Hasta ahora, analizan los primeros resultados en los cuales han obtenido mapas de uso actual de la tierra con fines agrícolas en los alrededores de la cuenca del Lago de Valencia.

Según Ahydemas Núñez, la UCV en las facultades de Agronomía y Computación y la Universidad Rómulo Gallegos han venido desarrollando trabajos en Inteligencia Artificial, técnicas de RNA y Mapas Autoorganizados de Kohonen  en el área de suelos con fines de caracterización agrológicas.

“Hoy día la Escuela de Computación de la Facultad de Ciencias y la Escuela de Postgrado de Análisis Espacial de la Facultad de Humanidades de la Universidad Central de Venezuela están realizando serios estudios en Inteligencia Artificial aplicada a la Agricultura con la finalidad de crear un mapa de uso actual de la tierra para el Norte del Rio Orinoco con una superficie aproximada de 50 millones de Hectáreas”.

Democratizar la información

Sin embargo, y como en toda investigación, es necesario inyectar recursos que les permitan ser constantes. Del mismo modo, acceder a ella podría ser un problema a menos que los productores tengan acceso a internet. Afirman que “esta es una tecnología con mucha complejidad, solo a través de instituciones de investigación o entes gubernamentales se podría dar acceso a esta información mediante portales Web u otro servicio. La Fundación Agronerds -de la mano de la UCV- prevee sistematizar el uso actual de la tierra y publicarla en un portal web de modo gratuito para su consulta y así darle acceso a todos a esta información.

En cuanto a los planes para su implantación en nuestros campos, Pernía destacó que el Despacho del Viceministro de Tierras adscrito al Ministerio de Agricultura Productiva y Tierras tiene dentro de sus actividades principales la creación de una infraestructura para  generar mapas  de Uso Actual de la Tierra para el Norte del Rio Orinoco.

Todos los que estén interesados en esta tecnología deben, en una primera instancia, contactar al equipo que viene trabajando en esta materia para evaluar la procura de esta información espacial.

Ante la pregunta de lo que significa en el ámbito tecnológico e investigativo poder contar con RNA para contribuir con el rubro no solo en Venezuela sino en todo el mundo, Pernía sostuvo que en un primer lugar disminuiría los costos asociados  a  la producción de cultivos agrícolas, al manejar conjuntamente con las técnicas de agricultura de precisión. “Podríamos identificar de manera científica la superficie sembrada de cada cultivo y administrar en grandes superficies los cultivos”.

La aplicación de RNA es sin duda un paso gigante hacia el progreso de nuestros cultivos, desde Viva el Cacao estaremos muy pendientes de la evolución de este ambicioso proyecto y su desarrollo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here