Seleccionar el lugar correcto para sembrar cacao es un paso clave

In BUENAS PRÁCTICAS, NOTICIAS, Sin categorizar by Juan Pablo

Yesibeth Rincón / yesirincon@gmail.com
Fotos: Liliana Elías / Miguel Corbie / Agencias

Escoger el terreno y zona adecuada para producir cacao le ayudará a obtener una buena cosecha, ahorrar dinero y esfuerzo, por ello un buen productor se informa primero acerca de las condiciones ambientales que caracterizan el lugar.

El cacao es una planta que se desarrolla en suelos húmedos, franco arenosos o franco arcillosos, con un buen drenaje que permita la retención de humedad y una permeabilidad con buena filtración.

Wilbert Phillips-Mora, jefe del programa de mejoramiento genético de cacao y curador de la Colección Internacional de Germoplasma, explicó que el árbol “tiene requerimientos específicos para su cultivo en términos principalmente de temperatura y humedad. Un incremento de la temperatura favorecería la producción, pero hay que tener en cuenta que este factor climático afecta no sólo al cacao sino también a todos los organismos que conviven con éste, ya sean polinizadores, agentes de control biológico, cultivos y árboles asociados”.

 

“Ciertos componentes, como el nitrógeno, contribuye al desarrollo del tronco, las ramas y las hojas. Es el responsable del verdor de las hojas o follaje”.

Las temperaturas adecuadas son aquellas que van desde los 22 grados centígrados hasta los 28 o 30 grados centígrados, mientras que las mínimas, por debajo de los 15 grados centígrados, no son buenas para el cultivo, expuso Ramón Vidal, investigador del Instituto de Investigaciones Agrícolas.

Un suelo con mayor cantidad de materia orgánica tiene mayor nivel de actividad biológica.

Composición del suelo

Consideró Vidal que al momento de plantar también es necesario tomar muestras de suelo, porque el cacao es exigente en cuanto a los aportes de nutrientes que necesita, si el suelo es franco se recomienda que contenga más de 3,5% de materia orgánica, y si es arcilloso debe contener más del 5% de materia orgánica.

Un suelo con mayor cantidad de materia orgánica tiene mayor nivel de actividad biológica. En ellos los microorganismos descomponen la materia orgánica fresca y el humus; liberando nutrientes elementales que ayudan a que los minerales del suelo los absorban las plantas.

De la composición y estructura del suelo, las plantas obtienen su alimento, en especial ciertos componentes como el nitrógeno, que contribuye al desarrollo del tronco, las ramas y las hojas. Es el responsable del verdor de las hojas o follaje.

El grado adecuado de humedad relativa para el cacao es de 80%, aunque se desarrolla bien donde la humedad relativa se mantiene mayor al 70%, tampoco las tierras donde soplan vientos fuertes permanentes son aptas para el cultivo de cacao. Bajo estas condiciones se debe establecer barreras rompevientos con árboles frondosos.

El cacao es exigente en cuanto a los aportes de nutrientes que necesita.

Pluviometría necesaria

Los niveles de pluviometría son vitales pues se requiere de precipitaciones para que estos puedan producirse, de lo contrario se hace necesario suministrar el agua a través del riego.

 

“La mayoría del cacao en Venezuela solo depende de la lluvia y por eso tenemos tan bajos los índices de producción, si tuviéramos cacao con sistemas de riego la producción sería más alta”.

En las llamadas zonas cacaoteras generalmente llueve mucho y la pluviometría se ubica por encima de los 1.200 o 1.400 milímetros, hay otros lugares en los que llueve cerca de los 3.000 milímetros.

“La planta requiere el agua suficiente, que no haya déficit de lluvia, pero tampoco exceso. Si el suelo te permite una buena retención a pesar de que la lluvia no sea tan abundante, pero permite que el cacao se dé porque el suelo retiene humedad, entonces la planta lo puede absorber y cubrir los requerimientos. Y donde llueve mucho, si las texturas son pesadas entonces más bien se forma charco, lo que no es conveniente porque a pesar de que el cacao puede tolerar unos dos días con láminas de agua por encima del suelo, en suelos muy inundados durante un largo periodo de tiempo las raíces se mueren por falta de oxígeno”, explicó el agrónomo Vidal.

Cabe destacar que una zona en la que pasen más de dos meses de sequía igualmente no es conveniente si no se tiene la forma de regar el cultivo.

Rodrigo Morales, de la Hacienda San Cayetano y director de Chocolates Valle Canoabo, agregó que mientras más llueva es mejor para el cacao, y se pueden tener plantas para estética y otras para producción, “lamentablemente la mayoría del cacao en Venezuela solo depende de la lluvia y por eso tenemos tan bajos los índices de producción, si tuviéramos cacao con sistemas de riego la producción sería más alta”.

Tres grandes zonas cacaoteras tiene Venezuela, con buenos suelos para el cultivo de la semilla.

Zonas cacaoteras

En Venezuela existen tres zonas cacaoteras clásicas: La oriental, constituida por Sucre, Monagas, Bolívar y Delta Amacuro; la occidental, compuesta por el Sur del Lago del Zulia, Táchira, Mérida y Trujillo; y zona central, Miranda (Barlovento), Aragua y Carabobo, espacios éstos que cuentan con la pluviometría necesaria para el desarrollo de las plantaciones.

Morales detalló que toda la costa venezolana y el centro del país, hasta una altitud de cerca de unos 700 u 800 metros sobre el nivel del mar es optimo para el cacao. “Existen otros países en los que hay siembras entre 800 y 1.200 metros sobre el nivel del mar con ciertas condiciones, por lo general bastante humedad y preferiblemente con tierra franco arenosa”.

No obstante, el “boom” que ha generado el oro marrón venezolano ha hecho que productores se hayan interesado en sembrar el fruto en casi todo el país. Dice Vidal que en las costas de Aragua se produce cacao gracias a sistemas de riego, porque los suelos suelen ser arenosos, lo que no permite que retengan suficiente humedad y “como las precipitaciones no alcanzan ni los 1.000 milímetros entonces se tiene que recurrir al riego. El suelo si lo analizamos sin ese detalle a lo mejor no sería apto para el cultivo, pero existe porque hay la forma de regarlo directamente de los ríos a través de canales”.

Conocer sobre cuáles son las características del lugar, así como las zonas cacaoteras ayuda a productores a tomar la mejor decisión a la hora de escoger un suelo para plantar.

#cacao #cacaovenezolano #buenaspracticasagricolas