Variedades mejoradas de cacao y buenas prácticas pueden aumentar producción en 400%: Phillips-Mora

In ACADEMIA, BUENAS PRÁCTICAS, NOTICIAS, PROTAGONISTAS, Sin categorizar by Juan Pablo Crespo

Juan Pablo Crespo / @juanpamark
Fotos: Cortesía Wilbert Phillips-Mora

“La generación de nuevas variedades que le hagan frente a las crecientes amenazas bióticas y abióticas que afectan al cultivo de cacao es una de las pocas vías que pueden asegurar la sobrevivencia de las plantaciones”.

 La producción de cacao en la región puede ser incrementada en más de un 400% a partir de la combinación de variedades mejoradas con prácticas agrícolas apropiadas. Así lo considera Wilbert Phillips-Mora, jefe del Programa de Mejoramiento del Cacao del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), en Costa Rica.

En entrevista con Vivaelcacao, Phillips-Mora dijo además que el asocio de variedades mejoradas de cacao y buenas prácticas es un camino ideal para reducir a niveles mínimos los daños causados por enfermedades tan graves como la moniliasis o la mazorca negra. Esto, para él, “haría una gran diferencia entre mantener o abandonar la actividad”.

 

Wilbert Phillips-Mora, un enamorado y estudioso del cacao.

El investigador participó recientemente en la V Cumbre Mundial del Cacao 2017 que se realizó en Ecuador, del 30 de agosto al 1 de septiembre, con una ponencia sobre las “Nuevas variedades resistentes a la moniliasis ante cambios climáticos”“La generación de nuevas variedades que le hagan frente a las crecientes amenazas bióticas y abióticas que afectan al cultivo del cacao es una de las pocas vías que pueden asegurar la sobrevivencia de las plantaciones bajo los complejos escenarios climáticos que estamos enfrentando”, afirmó Phillips-Mora a este portal especializado en cacao y chocolate.

Ahora bien, para el caso de Venezuela, con cacaos 100% finos de aroma, según la Organización Internacional del Cacao (ICCO), el experto recomienda que “a través de cruzamientos se seleccionaran variedades con las características finas y de aroma que distinguen al cacao de ese país,  pero que al mismo tiempo incorporaran genes que incrementen la producción y resistencia a distintas enfermedades, lo cual será vital para asegurar la sostenibilidad futura de las plantaciones”.

 

Las buenas prácticas agrícolas son clave para el desarrollo pleno de los árboles de cacao.

Apuntó que el centro que representa tiene una visión holística de las variedades de cacao, donde la calidad es un componente clave, más no el único.

Wilbert Phillips-Mora es coautor, junto con Adriana Arciniegas Leal, Allan Mata Quirós y el venezolano Juan Carlos Motamayor Arias del Catálogo de Clones de Cacao (Seleccionados por el CATIE para siembras comerciales).

El CATIE es un centro regional dedicado a la investigación y la enseñanza de postgrado en agricultura, manejo, conservación y uso sostenible de los recursos naturales. Cuenta con 14 países miembros (entre ellos Venezuela). En algunos de estos tiene Oficinas Técnicas Nacionales y en otros personas enlace para satisfacer las necesidades de agricultura y manejo de los recursos naturales de cada país.

 

El clima tiene una gran influencia sobre el cacao y sus árboles acompañantes.

Árbol sensible al clima

-Cómo los cambios ambientales están afectando los sembradíos de cacao?
-El cacao y todos los organismos que conviven con él como cultivos mixtos, polinizadores, descomponedores, agentes de control biológico, plagas, etcétera, son muy sensibles al clima.  Consecuentemente, los eventos asociados con el cambio climático como incremento de la temperatura, excesos o carencia de agua, vientos fuertes, entre otros, tienen importantes consecuencias sobre la producción de cacao, a veces beneficiándola, pero en la mayoría de los casos perjudicándola por un efecto directo sobre la planta y/o indirecto sobre los organismos asociados.  Los informes de daños en el cultivo del cacao causados por sequias, inundaciones o incremento de plagas y enfermedades son cada vez más frecuentes en todo el mundo y tenderán a incrementarse conforme la situación climática se complique.

 

Variedades de cacao del CATIE.

-Háblenos sobre esas nuevas variedades tolerantes a la moniliasis ante cambios climáticos desarrolladas por el CATIE y ¿dónde se están aplicando?
-Las variedades que hemos desarrollado en CATIE combinan una buena producción y calidad con la tolerancia a enfermedades, particularmente a la moniliasis. Se recomienda sembrarlas en diseños determinados para favorecer la polinización cruzada y disminuir las posibilidades de infecciones. Con esto se ponderan las ventajas y desventajas que ellas poseen.  Su tolerancia es clave para mitigar uno de los más graves problemas asociados con el cambio climático como es el incremento en la diseminación, frecuencia e impacto de las enfermedades. Dichas variedades están teniendo una difusión creciente en todos los países centroamericanos desde Panamá hasta Belice.  Serán puestas pronto a disposición de los agricultores en México luego de un periodo de cuarentena de 5 años.  También fueron introducidas en Brasil para ser usadas en mejoramiento preventivo ante la inminente introducción de la moniliasis en ese país.

 

“El uso de variedades mejoradas puede cambiar la vida de estos productores al poder incrementar la producción y combatir las enfermedades con un esfuerzo significativamente menor”.

-¿Por qué es importante el desarrollo de variedades genéticas de cacao resistentes a la moniliasis?
-La moniliasis es una de las enfermedades más dañinas del cacao.  Su combate cultural o químico es factible, pero la frecuencia de aplicación de las prácticas y/o de los productos así como los costos asociados a las mismas desestimulan su aplicación por parte de los productores.  El uso de variedades resistentes es el método más efectivo,  barato para el productor y ambientalmente seguro.  Esto es fundamental en un cultivo como el cacao que es mayoritariamente sembrado por pequeños agricultores con recursos muy limitados.  El uso de variedades mejoradas puede cambiar la vida de estos productores al poder incrementar la producción y combatir las enfermedades con un esfuerzo significativamente menor.

-¿Y en qué medida el uso de variedades mejoradas de cacao en combinación con prácticas agrícolas apropiadas permitiría incrementar en la región la producción y combatir las enfermedades en forma duradera, eficaz, económica y amigable con el ambiente?
-El uso de variedades de alta producción, tolerantes a las principales enfermedades y con buena calidad industrial debería ser una prioridad en todos los países productores porque es la forma más efectiva, duradera y económica para asegurar la sostenibilidad de este cultivo perenne. En el CATIE se ha demostrado que la combinación de variedades mejoradas en asocio con prácticas agrícolas apropiadas puede incrementar la producción de cacao en más de un 400% y reducir a niveles mínimos los daños causados por enfermedades tan graves como la moniliasis o la mazorca negra.  Por otra parte, la generación de variedades que tengan resistencia simultánea a diferentes enfermedades y/o que acumulen genes de resistencia a una determinada enfermedad es la mejor vía para asegurar la efectividad en campo de esas variedades por un largo tiempo.

 

El CATIE es un centro dedicado al desarrollo sostenible de las comunidades productoras.

-¿Qué tan cierto cree usted que sea aquella afirmación que dice que el éxito futuro y la sostenibilidad de la actividad cacaotera dependerá en gran medida de la capacidad de generar nuevas variedades?
-La generación de nuevas variedades que le hagan frente a las crecientes amenazas bióticas y abióticas que afectan al cultivo del cacao, es una de las pocas vías que pueden asegurar la sobrevivencia de las plantaciones bajo los complejos escenarios climáticos que estamos enfrentando. Así por ejemplo, existen enfermedades capaces de acabar con toda la producción de cacao. Cualquier evento climático que favorezca su desarrollo, incrementaría significativamente los costos haciendo incosteable e insostenible dicha actividad agrícola.  Las variedades tolerantes pueden reducir el impacto de esas enfermedades a niveles económicamente viables, lo que haría una gran diferencia entre mantener o abandonar la actividad.

 

“Para que un programa de mejoramiento en cacao sea exitoso debe tener una duración y continuidad acorde con los objetivos buscados y ser sensible a las necesidades de los agricultores y a los requerimientos de la industria”.

-¿Cómo puede usted resumir las razones que explican el lento progreso de la generación de nuevas variedades de cacao en la región?
-La generación de nuevas variedades de cacao es un proceso largo y laborioso que requiere de la combinación de factores como experiencia, visión de largo plazo y  continuidad así como la convergencia de recursos biológicos, humanos y financieros que raramente se dan. Los programas gubernamentales de mejoramiento genético en cacao son muy sensibles a los precios internacionales del grano, por lo que se fortalecen y se debilitan al vaivén de esos precios.  Esto ha hecho que muy pocos programas en la región sobrevivan y hayan producido variedades con impacto.

-¿Qué aconseja usted para que un programa de mejoramiento en cacao sea exitoso?
-Para que un programa de mejoramiento en cacao sea exitoso debe tener una duración y continuidad acorde con los objetivos buscados y ser sensible a las necesidades de los agricultores y a los requerimientos de la industria.  Debe contar con una base genética amplia, de tal forma que puedan identificarse padres con las características deseables para ser usados en los cruzamientos.

-En el caso de Venezuela, con cacaos 100% finos de aroma, según la ICCO, ¿qué recomienda usted en materia de desarrollo de variedades mejoradas de cacao?
-En el CATIE tenemos una visión holística de las variedades de cacao en donde la calidad es un componente importante, pero no es el único.  También interesa que los materiales tengan una buena producción y tolerancia a enfermedades.  De esta forma podemos asegurarle al pequeño productor mejores ingresos y una actividad agrícola que lo dignifique. En el caso de Venezuela, recomendaría que a través de cruzamientos se seleccionaran variedades con las características finas y de aroma que distinguen al cacao de ese país,  pero que al mismo tiempo incorporaran genes que incrementen la producción y resistencia a distintas enfermedades, lo cual será vital para asegurar la sostenibilidad futura de las plantaciones. Para evitar el impacto creciente de las enfermedades se podría regionalizar el uso de variedades estableciendo las más susceptibles en ambientes desfavorables a las enfermedades.  Otra forma sería sembrar en franjas alternadas las variedades susceptibles con las resistentes de tal forma que éstas sirvan de barrera natural para la diseminación e impacto de las enfermedades.

-Continuando con Venezuela, ¿qué conoce usted sobre el trabajo de mejoramiento genético realizado en el país?
-Conozco algunos de los esfuerzos públicos y privados que se han hecho para colectar y preservar genotipos con origen Criollo y acriollado.  También participé hace unos años en un proyecto internacional de mejoramiento genético de cacao que involucró a Venezuela.

La combinación de variedades mejoradas de cacao y buenas prácticas agrícolas pueden impulsar en más de un 400% la producción de cacao. Wilbert Phillips-Mora recomienda para un exitoso programa de mejoramiento una duración y continuidad acorde con los objetivos y sensibilidad con las necesidades de los agricultores y a los requerimientos de la industria.

En las redes:

F / T: @CATIEOficial
IG: catieoficial
YouTube: CATIEcanal
www.catie.ac.cr
comunica@catie.ac.cr 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone