Venezuela a la cola en consumo de chocolate en la región

In EL NEGOCIO DEL CACAO, MERCADO MUNDIAL DE CACAO, NOTICIAS, Sin categorizar by josemiguel

 

Por: María Ángela Valbuena
Fotos: Pixabay.com / Natalia Brand @Gastrobrand / Liliana Elías

La calidad del cacao venezolano es reconocida mundialmente y sin embargo, el consumo de chocolate en el país es uno de los más bajos del continente.

Según estimaciones de César Guevara, expresidente de la Asociación Nacional de Industriales Procesadores de Cacao (Aprocao), los venezolanos comen entre 300 y 350 gramos de chocolate per cápita al año -el equivalente a diez chocolates Cri Cri de los pequeños-.

Esta cantidad ubica a Venezuela junto a Colombia en la séptima posición en cuanto a consumo en Latinoamérica, según cifras de Euromonitor a diciembre de 2016. En el sexto peldaño está México, con un consumo por persona de medio kilo y en la quinta casilla Perú con 0,7 kilos al año.

Siguen en línea ascendente Argentina con 0,9 kilos per cápita al año, Brasil con 1,4 kilos, Uruguay con 1,6 kilos y Chile encabeza la lista con 1,8 kilos.

La productividad del cacao en Venezuela es de las más bajas del mundo.

 

Sin cacao no hay chocolate

Las cifras de consumo en Venezuela reflejan sin duda la aguda crisis económica por la que atraviesa el país.

Un sector agrícola deprimido producto de débiles políticas gubernamentales, transporte limitado, falta de repuestos para las maquinarias y escasez de materia prima se juntan, entre otros factores, para que la industria venezolana del cacao tenga la peor productividad del mundo.

En el otro extremo de la cadena de comercialización, el chocolate se ha vuelto un lujo que muy pocos pueden darse, tomando en cuenta que 9,6 millones de venezolanos ingieren dos o menos comidas al día, según la Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi), de 2016.

“Basta con preguntar el valor de un chocolate en el mercado y uno se asusta; pero recordemos que el precio del cacao en grano aumentó en un 87% en 2016”, sostiene César Guevara de Aprocao, y agrega que la caída del consumo ese año fue superior al 30%.

Savoy fue fundada hace 76 años.

 

Con sabor venezolano

El estudio de Euromonitor apunta que Nestlé lidera la fabricación de chocolates en Venezuela con una cuota del 64% en las ventas a minoristas, y domina el mercado de tabletas con 78% gracias a su relación con Savoy, fundada en 1941 y que cuenta con productos icónicos como el Cri Cri. Las antiguas tabletas con almendras, avellanas y frutas han sido redimensionadas y conforman ahora la línea de gama alta Carré.

Además, los chocolates y golosinas de Savoy Nestlé se encuentran prácticamente en cualquier kiosco y bodega del país, ya que por su formulación son menos susceptibles a derretirse o alterar sus propiedades organolépticas.

En el segundo lugar de ventas se encuentra Chocolates El Rey, que ha sabido posicionar muy bien su línea de chocolate Carenero Superior. Sin embargo, el grueso de sus ventas es para uso industrial, con productos como cubiertas para pastas secas y helados, cobertura pastelera especial para postres, bombones y piezas moldeadas, lluvia de chocolate y chocolate instantáneo.

Así pues, es muy probable que cuando esté comiendo un dulce o un helado, degustando un postre en un restaurante o tomando una taza de chocolate con churros, esté elaborado con El Rey.

Mondelez es la segunda empresa de confitería más grande del mundo.

 

Los más chocolateros

José Tomás Lyon, director para Chile de Mondelez -la segunda empresa más grande de confitería a nivel mundial- coincide con Euromonitor en cuanto al liderazgo del país en la región, pero con una cifra un poco más alta: 2,4 kilos de chocolate al año per cápita, según declaraciones dadas al diario El Mercurio.

En ambos casos, las cifras colocan a Chile por encima de países que además son productores de cacao, como México, Brasil, Colombia y Venezuela; y otros de gran tradición chocolatera como Argentina y Uruguay. Adicionalmente, es el país que más gasta en este ítem: cada chileno destina un promedio de 30 dólares anuales a la compra de chocolates.

Sobre las preferencias de los consumidores, Lyon señala que la producción local se ha centrado en productos a base de leche pura y almendras enteras. “La industria ha crecido ya que la gente está dispuesta a pagar más por un buen chocolate”, afirma.

Si bien los chilenos llevan la delantera en Latinoamérica, aún están lejos de países como Suiza, donde el consumo por persona alcanza los nueve kilos de chocolate al año y el gasto promedio llega hasta los 255 dólares, según Euromonitor. Le sigue Alemania con 7,9 kilos y en tercer lugar se ubican Inglaterra e Irlanda con un consumo anual de 7,5 kilos por persona.

A nivel mundial, el consumo de chocolates supera los 100.000 millones de dólares y las proyecciones muestran que es un mercado que seguirá creciendo significativamente.