Mercedes da Silva / @dasilvamercedes

La Universidad Central de Venezuela se suma al proceso de  profesionalización del gremio chocolatero.  Y es que el pasado 20 de julio de 2018, 45 expertos recibieron sus diplomas como egresados en el área dispuestos a aplicar nuevos conocimientos en el sector cacaotero y sus derivados.

El auditorio Dr. Rafael Ángel Martínez de la Facultad de Farmacia fue el escenario para el acto de clausura y entrega de diplomas. Lugar de encuentro de un grupo tan nutrido como heterogéneo de egresados, el cual estuvo conformado por maestros en el área Bean to Bar, representantes de la industria chocolatera nacional, nuevos emprendedores que se sumaron con ánimos de experimentar, productores y hasta exportadores de cacao. Estudiosos de la materia sin distinción de edad que se abocaron al tema para garantizar el futuro y el progreso de sector cacaotero y chocolatero dentro y fuera de nuestras fronteras.

Emotivo acto

El Acto inició formalmente con la interpretación de Himno Nacional por parte de la Coral de la Facultad de Farmacia de la UCV, agrupación que también amenizó la ceremonia académica  con un breve concierto.  La doctora en ciencia y tecnología de los alimentos,  Elevina Pérez, responsable del diplomado, dio un recorrido por los distintos pasos que precedieron e hicieron posible su consecución con el objetivo de aplicar la metodología de la academia, el análisis y la ciencia  a este rubro tan importante en nuestro país.

Posteriormente  tomó la  palabra el joven chef, maestro pastelero y chocolatero Miguel Rodríguez, fundador  de Herencia Divina, quien en nombre del estudiantado aseguró “Nuestras convicciones de  emprender con pasión los caminos del chocolate han despertado con fuerza a un fruto bendito que nos identifica, una herencia ancestral que guarda nuestra tierra de gracia, tesoro natural invalorable que llegó a ser pilar económico fundamental de nuestro país en época de la Colonia, dándonos un sitial merecedor en el mundo por su extraordinaria genética”.

También reconoció que alcanzar y mantener el estatus de calidad y renombre del cacao venezolano no ha sido tarea fácil a través de la historia, destacando la necesidad de inversión y conocimiento, la poca visión del Estado por integrarlo e invertir para rescatar el rubro como opción de sustento económico, restando fuerzas a la actividad cacaotera y llevando al abandono a las plantaciones que ahora muchos buscan recuperar.

Rodríguez concluyó cantándole al cacao venezolano y diciendo que aunque en la actualidad Venezuela parece estar ensombrecida, envuelta en aires desesperanzadores, “hoy el cacao nos llama desde la casa que vence las sombras, nuestra ilustre Universidad Central de Venezuela, para sembrarnos conocimientos desde sus aulas, compartir experiencias, ser multiplicadores de la información y agradecer a nuestros facilitadores del primer Diplomado en Ciencia y Tecnología de Chocolate, su sapiencia y la voluntad de unirse a esta cruzada que deja claro, que para hablar de chocolate hay que saber de cacao y que es a través del conocimiento que lograremos seguir manteniendo el sitial del mejor cacao del mundo”.

También estuvo presidiendo la graduación el Dr. Ventura Enchandia, Decano de la Facultad de Ciencias quien para finalizar pronuncio unas sentidas palabras reiterando el compromiso de la Universidad con la profesionalización del gremio. El contenido de este completo programa de estudios abarcó desde el manejo de cultivo y beneficio, pasando por la obtención de materias primas y elaboración de productos terminados, hasta el análisis químico y relación del chocolate con la salud.

María Josefina Fernández,  conocida como Pina quien es creadora de Chokopeanut,  manifestó de igual modo en nombre de  los graduandos, su agradecimiento con la casa de estudios, “por su acogida, al cuerpo de profesores de altísima calidad y especialmente a la coordinadora del diplomado, Elevina Pérez”

Dulce reconocimiento

Una de las artesanas egresada, Julieta Farías,  representante de La Nouvelle Chocolaterie, sorprendió gratamente al grupo con una placa elaborada íntegramente en chocolate oscuro y blanco con lámina de oro comestible para la profesora Pérez y similares para el resto del profesorado. Por su parte Joan García de The Pastry Shop, creó una escultura de chocolate con las siglas de la Universidad que destacó como figura central y dio la bienvenida a los asistentes durante evento.

Otro novel emprendedor en la materia, Oscar Allende, desarrolló jabones con manteca y cascarilla de cacao que obsequió en el evento, recordándonos que la versatilidad y nobleza del cacao con sus múltiples usos y beneficios, se asemeja al espíritu innovador y creativo del venezolano.

Asimismo, la creadora de BrownieLovers, Mirna Caballero, hizo gala de sus productos obsequiando unos hermosos empaques con diversos tipos y sabores de deliciosos y originales brownies.

El acto culminó con el grupo Quitiplás dirigido por Gerónima Muñoz, quien con su ritmo alegre de las tierras mirandinas entonó cantos típicos de los cultivos cacaoteros al compás del bambú con el que también se bailó.

Posteriormente los invitados a la ceremonia participaron en el bríndis  con “Cacaito” servido en Shots de chocolate. La  bebida utilizada para esto es un destilado macerado con semillas de cacao cortesía de Luciano Rivas de Cavencal  quien como cada graduando dio lo mejor de sí para la ocasión, por ello al finalizar el evento se ofreció a los  presentes una  amplia degustación de chocolates,  con las tabletas de Kirikire y Suruca, mientras que los  bombones y trufas elaborados por los expertos fueron de sabores tan variados como  mango verde, fresa con guayaba,  menta, parchita, macadamia, naranja, café, especies con nibs, caramelo salado entre otros  de las marcas: Bésame Negro, Herencia Divina, Bocatto Arte Culinario, Cacao mi Refugio, Dulce dulzura y  Tierra de Gracia. Además se contó con la participación de marcas con productos de repostería asociadas al cacao como Brownie Lovers.

La actividad fue indiscutiblemente exitosa gracias al trabajo  organizador y colaboración de personas como Ana Rojas, Yolina Vera, Emma Torrealba, las profesoras Osmary Medina, Nancy Silva y todos los estudiantes que con su esfuerzo lograron que este evento fuera hermoso e inolvidable, recreando con sus chocolates desde el reloj de la UCV hasta otras espectaculares muestras de estilismo.

El planteamiento final del encuentro -más allá de las expectativas superadas, conocimientos compartidos, amistades nacientes, alianzas, vivencias y el orgullo tanto del estudiantado  como el resto de los invitados- fue el llamado a seguir construyendo país como una responsabilidad de agregar valor al sector y crear sentido de pertenencia a través del cacao sembrando valores y progreso para las futuras generaciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here