Por Liliana Elías.

Las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) son un factor determinante en el destino de un mercado. El de la alimentación es de los más vulnerables, y requiere de un exhaustivo manejo del producto desde la arrancada. Es por eso que para Viva el Cacao, las BPA conforman la bandera, el norte al cual debemos ir.

Uno de los aspectos más importantes es, además de la técnica, la poda y la inocuidad, el uso de materia orgánica que aporte nutrientes al suelo que, a su vez, acondicionará las plantas de cacao. En esta oportunidad hablaremos del humus de lombriz, la excreta que se produce como resultado de la transformación del alimento que recibe la lombriz de tierra. Un buen humus puede aportarle al suelo valores nutricionales, control biológico y ayudarlo en su regeneración.

Escoger el adecuado según las necesidades de la tierra es parte del quehacer diario de un productor responsable. Para conocer más acerca del humus de lombriz entrevistamos al ingeniero Miguel Corbie, especialista quien por más de 11 años se ha dedicado al tratamiento de suelos en los que se cultiva no  solo cacao, sino otros 25 rubros agrícolas  como el arroz, caña de azúcar y maíz.

Antes que nada, el experto hizo referencia a lo que podría ser el uso indebido de términos usualmente manejados en el área: “nos referimos al humus como un líquido y no es así. El humus es de composición sólida. Por lo tanto los términos técnicos correctos serian: “liquido  lixiviado” y “humus vermicompost” para la parte sólida del producto.

Bálsamo para nuestro suelo

  • ¿Qué bondades provee el humus a la siembra?
  • El humus de lombriz, aparte de proveer a la tierra de macro y micro nutrientes, le da un alto contenido de microorganismos; elementos húmicos y fúlvicos y muchas otras cosas esenciales para el equilibrio y la conformación de suelos sanos.
  • ¿Qué practicas suele tener el productor convencional con humus y por qué?
  • Por alguna razón, mayoritariamente los productores convencionales de humus de lombriz relacionan la alimentación de la lombriz de tierra con el estiércol de animales herbívoros. Es común conseguir en casi todas las lombriculturas que la práctica estándar consiste en hacer una compostación del estiércol como elemento principal de la alimentación de las lombrices. Sin embargo, el estiércol está muy relacionado con los metales pesados, por eso debería haber un control a la hora de seleccionar la materia orgánica que servirá de alimento a las lombrices.

Planeta enfermo

Para Miguel Corbie, el suelo es la prueba más contundente de lo afectado que está nuestro planeta debido al uso irracional de agroquímicos y otros elementos. De ahí la importancia de atender nuestro suelo en pro de una cosecha sana.

  • ¿Por qué es tan importante un tratamiento para los suelos?
  • Porque debido a las prácticas agrícolas basadas en el uso de elementos tóxicos, agroquímicos y contaminantes nuestros suelos se encuentran enfermos. Todo lo que nosotros hemos aportado a la naturaleza la perjudica cada vez más, y sigue su ciclo de contaminación a través de la lluvia, el aire etc. O sea el suelo es un paciente enfermo que necesita un tratamiento integral de sanación, buscando devolverle el equilibrio que le hemos quitado.
  • ¿Podría el humus ser un contaminante y no un “sanador” del suelo?
  • Todos los seres vivos somos lo que comemos, por lo tanto si la alimentación que reciben las lombrices está contaminada pues es altamente probable que su excreta tenga residuos contaminantes, de hecho hay estudios en México que certifican que el vermicompost -que es la parte solida del excremento de la lombriz-, cuando tiene más del 23% de contenido de ceniza en su composición tiene una íntima relación con el contenido de metales pesados
  • Qué nos dices sobre Humus sin cadmio y demás elementos pesados ¿Es posible?
  • El cadmio y los metales pesados tienen muchas fuentes de origen como contaminantes, desde fuentes de residuos industriales hasta las baterías/pilas… Es bueno resaltar que el contenido de una batería/pila que se usa en dispositivos electrónicos puede llegar a contaminar hasta 600 mil litros de agua, ya que contiene cadmio y otros metales.

Como lo enunció Paracelso: “solo la dosis hace el veneno”; en un planeta donde hemos contaminado ya en el 66% del agua potable, podemos todavía manejar variables para producir con el menor impacto destructor posible.

Investigación al servicio del suelo

Corbie ha dedicado al menos 10 años a la investigación de la regeneración de los suelos en pro del sector alimenticio libre de contaminantes basándose en el efecto Trofobiósis como referencia de su trabajo.  La Trofobiosis una teoría creada por Francis Chaboussou en 1966 y publicado en Brasil en 1987, su enunciado se basa en que ¨todo ser vivo permanece y sobrevive si consigue el alimento adecuado».

Uno de sus mayores aportes es el humus de lombriz que a través de la comercializadora Agrosolinca (@Bionets en instagram) ha puesto en el mercado a la orden de quienes deseen proveerle a sus sembradíos una excelente fuente de nutrición.

  • Háblanos del humus que has creado
  • Nuestro producto tiene como componente principal el lixiviado de lombriz roja californiana bajo una lombricultura no convencional, ya que se basa en una  Los peces que están allí se alimentan de manera orgánica, sin compuestos químicos. La lombricultura como tal tiene componentes de alimentación solida que luego de años de investigación y desarrollo hemos llegado a una fórmula muy interesante;  y que luego de producirse el lixiviado entra en un proceso de maduración en el cual se le añaden una serie de organismos vivos benéficos para los suelos multiplicando las bondades originales, dando como  resultado final lo que  hemos llamado “un tratamiento de suelos”.

– ¿Qué pasa específicamente al aplicarlo en cacao?

– Tenemos experiencias muy interesantes con mediciones hechas en lugares estratégicos que nos confirman el éxito del humus que hemos desarrollado. Dentro de la hacienda San José de la casa Franceschi, por ejemplo, y pruebas a nivel de casi todo Sur del lago, donde nos ponemos como propósito a aumentar como mínimo el 50% de la producción haciendo un control de plagas y enfermedades que afectan nuestro cacao en las cuales incluye el cáncer de tallo, la agalla y en el Oriente del país la escoba de bruja. Estamos en un proceso de comprobación del control de moniliasis.

Desde el año 2013 de la mano de Nestlé Venezuela hemos sido proveedores de este producto para el plan cacao a escala nacional.  El Dr. Álvaro Gómez dirigió un ensayo que nos aportó los primeros indicios de los resultados que hoy soportan la trayectoria de nuestros tratamientos de suelos.

Por otro lado, actualmente el Dr. Alexis Izquierdo dirige unos ensayos en la Hacienda Las Bromelias, en Cumboto, estado Aragua. Esperamos para este mes tener  resultados con los cuales ayudaremos significativamente al mundo agrícola

Quizá muchos productores manejen técnicas ancestrales a la hora de preparar su humus. Posiblemente algunos desconozcan las ventajas de cuidar lo que sus lombrices ingieren, o no han podido acceder a la información que les permita abrir su compás en este sentido. Sin embargo, el humus que creen ayudará al suelo y por ende, al cacao y al sector agro. Nuestra misión en Viva el Cacao es enterarlos de los avances que día a día se logran en las BPA y  de esta forma lograr el tan esperado progreso en el campo venezolano.

Miguel Corbie despidió la entrevista respondiendo una pregunta hecha justamente a propósito de quienes deseen elaborar un mejor producto.

  • ¿Cómo puede un productor promedio crear humus adecuado?
  • Primero debe decidir si es orientado a la lombriz de tierra y qué variedad puede conseguir. Normalmente se decide por la lombriz roja californiana debido a su rendimiento en reproducción. Luego se debe tomar en cuenta qué alimentación tendrá la lombricultura, basado en que la lombriz consume su alimento diariamente un equivalente a su peso corporal; mantener una humedad en los lechos de aproximadamente 80% y que preserve una temperatura en el lecho entre 28° C y 15°c.