Por Mercedes da Silva / @dasilvamercedes

Fotos: Liliana Elías

El Salón Terraza del Hotel JW Marriott, fue el lugar de encuentro en Caracas de los maestros chocolateros Silvio Bessone, Chloé Doutre-Roussel y María Fernanda Di Giacobbe, presentes en la Cata de Chocolate organizada por CAVENIT para impulsar un proyecto de desarrollo social.

Somos tierra de cacao y trabajo

El proyecto Venezuela Tierra de Cacao financiado por la Unión Europea es producto del trabajo mancomunado de 4 organizaciones, la Federación de Cámaras de Comercio Binacionales Europeas (FEDEUROPA), la Cámara de Comercio Venezolano Italiana (CAVENIT), la Cámara de Comercio Industria y Agricultura Venezolano Francesa (CCIAVF) y la Asociación Civil Trabajo y Persona que suman esfuerzos desde hace varios años con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de un ecosistema cacao y chocolate en Venezuela, para empoderar a mujeres y jóvenes de escasos recursos, contribuyendo a la disminución de la pobreza a través de la educación para el trabajo y el emprendimiento, generando así unidades formativa y productivas sostenibles.

Venezuela tierra de cacao se desarrolla en seis localidades: Aragua, Carabobo, Lara, Mérida, Miranda y Sucre, teniendo a su vez tres áreas de acción: la formación, que involucra 134 docentes, 6 maestros chocolateros, 600 mujeres, 1600 jóvenes y 32 medianos y pequeños productores. La sostenibilidad, con 6 unidades de formación productivas, 6 colecciones de chocolate, un sello de reconocimiento a emprendedores y seis puntos de venta. Finalmente el último aspecto aunque no menos importante, la visibilidad, contempla 18 catas, un evento de chocolate euro venezolano, dos ediciones de concurso nacional de chocolate artesanal, la guía presenza del cacao, El evento Choco-Venezuela además de ferias, seminarios y exposiciones.

Sabor y emoción

El cacao y la chocolatería en Venezuela pasó a ser de un movimiento femenino a un movimiento familiar” relató con alegría María Fernanda di Giacobbe, chocolatera venezolana directora de cacao de origen y Kakao Bombones. Aseguró que “se puede cambiar el mundo y en Venezuela lo hacen la música, la ciencia, el arte y el chocolate” y culminó invitando a los asistentes a  “tener más fe, más ánimo, cada uno de nosotros es lo que quiere ser “.

Seguidamente Chloé Doutre-Roussel tomó la palabra en el evento con el humor e irreverencia que la caracteriza comentado que la buena noticia de que le tocase el micrófono era que “por fin iban a catar chocolate”, para lo cual procedió a presentar a los asistentes un grano de cacao y su respectiva tableta de la variedad Carúpano Pintao.

Kakao bombones venezolanos ofreció un bombón de caoba e icoa relleno con una ganache de chocolate Franceschi y Mis Poemas aromatizado con ron y naranja.

Posteriormente intervino María Josefina Fernández egresada de la segunda cohorte de chocolateras formadas por Trabajo y Persona en el 2013, quien hoy dirige el emprendimiento Chokopeanut y para la cata presentó un bombón de frambuesa y Cumboto 55% delicadamente envuelto en una fina capa de Cuyagua 70%.

El tricolor nacional vistió al bombón tres sabores, tres colores de Violeta García, una creación en ganche de Carenero superior 75% con café y ron encapsulada en sur del lago 60%. García, fundadora de Nirvana Chocolates, manifestó su intención de que el chocolate se sentase en la mesa del venezolano cada día y se hiciera presente en nuestra vida, no sólo como postre. Resaltó que el chocolate cambió su vida a través de los valores desde que inició su pequeña empresa familiar, permitiéndole conocer gente maravillosa.

Por su parte el maestro chocoatero Silvio Bessone inició su presentación agradeciendo a la comunidad italiana, francesa y venezolana en sus respectivos idiomas. Narró cómo descubrió su vocación de choclatero a los 5 años y se propuso hacer lo que lo demás no hacían. Actualmente Bessone colabora con la Universidad Simón Bolivar en la investigación sobre el método de fermentación del cacao para mejorar la materia prima. Durante su discurso el maestro hizo hincapié en la importancia del trabajo de los agricultores a los cuales muchos se refieren con desdén, contrario a esto enfatizó “no podemos vivir sin campesinos, ellos son los protagonistas del mundo y no lo saben”

Para evento Bessone ofreció dos bombones decorativos de frambuesa y pera con coquillas abiertas inspirados en los rolls japoneses, país donde se encuentran muchas de las tiendas que albergan sus productos.

Si desean conocer más de los avances de este proyecto y otros eventos pueden consultar las redes @cavenit, @trabajoypersona y @TierraCacaoVzla en Twiter e insatagram.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here