“Debe detenerse la entrada de material CCN-51 a Venezuela”: Luis Valera

In GENETICA, NOTICIAS, Sin categorizar by Juan Pablo

Juan Pablo Crespo / @juanpamark
Fotos: Pixabay

La introducción a Venezuela del cacao CCN-51, de muy baja calidad y que por ende amenaza las exquisitas características de los cacaos finos de aroma del país, puede constatarse por algunas zonas de los estados Táchira, Apure y Zulia, donde pueden conseguirse las evidencias: cacaos de poco aroma y sabor, aunque rendidores y más tolerante a enfermedades.

La advertencia la hizo Luis Valera en conversación con Vivaelcacao. Valera, ingeniero agrónomo y director del Programa de Buenas Prácticas Agrícolas de la Fundación Nuestra Tierra, cree que la penetración del CCN-51 puede estarse produciendo a través de Colombia, donde ya existe este material, específicamente en el departamento del Arauca.

 

“Caerían inmediatamente nuestros precios. Tendríamos que ir a competir con cacaos africanos o corrientes de otros países”.

La Asociación Nacional de Exportadores de Cacao de Ecuador (Anecacao) define el CCN-51 (Colección Castro Naranjal) como “un cacao clonado de origen ecuatoriano que el 22 de junio del 2005 fue declarado, mediante acuerdo ministerial, un bien de alta productividad… El clon CCN-51 cultivado en Ecuador es considerado como ordinario, corriente o común”.  De acuerdo con la misma institución, la relación existente en Ecuador en la participación del clon y el Cacao Nacional Fino en materia de exportación es de un 25% para el primero y un 75% para el segundo.

Valera señaló que es necesario que el país detenga la entrada del CCN-51, de lo contrario se pondrán en riesgo las singulares características del material genético venezolano y, por lo tanto, el mercado internacional y hasta la categoría de país productor de cacaos finos de aroma que estable la Organización Internacional del Cacao (Icco, por sus siglas en inglés).

La Icco otorga al cacao fino de aroma una clasificación particular y lo define como uno con exquisito aroma y sabor, con menor productividad. Este tipo de cacao representa cerca de solo un 8% de la producción de cacao en el mundo. Entre países como Colombia, Venezuela, Perú y Ecuador se ubica un 76% de la producción global. Se caracteriza por poseer específicamente aromas y sabores frutales, florales, de nueces y de malta.

-Usted ha dicho que el CCN-51 ya se encuentra en el occidente de Venezuela, ¿cómo llega a tal conclusión?
-Porque en algunas zonas del país existen evidencias de cacaos que presentan estas características. ¿Cuáles? Bueno, me refiero a cacaos de poco aroma y de poco sabor, aunque rendidores, pero, insisto, con esas características de baja calidad.

 

El CCN-51 es una amenaza para la calidad y el prestigio del cacao venezolano. Se requiere que todos los sectores unan esfuerzos para detener su penetración en el país.

-¿Cómo cree usted que estos materiales han entrado al país y dónde se encuentra?
-La sospecha es que han podido penetrar a Venezuela a través de Colombia, pues en el Arauca (Colombia) se puede conseguir el material. Ahora bien, en Venezuela ya se ha identificado por los estados Táchira, Apure y Zulia, En esta última entidad, específicamente por la zona de Caja Seca.

-¿Y por qué el CCN-51 puede poner en riesgo nuestros cacaos finos de aroma?
-Porque Venezuela es un país productor de cacaos finos aromáticos, esa es nuestra tarjeta de presentación. No tenemos una gran producción cuando nos comparamos con otros países, pero sí tenemos esos cacaos finos de aroma. Y si el cacao CCN-51, que no es fino, comienza a mezclarse con los nuestros, perderemos entonces la calidad. De suceder así, tendremos más cantidad de cacao, pero mucha menos calidad y no podremos competir ni en calidad ni en cantidad. Perderíamos nuestro mercado.

-¿Qué medidas deben tomarse para evitar que la genética de nuestros cacaos se afecte?
-Lo primero es identificar dónde están esos materiales en Venezuela. En Corpoandes se está trabajando en este tema. Luego investigar para saber quién lo introdujo. Pudieron haber sido algunos  productores por curiosidad o hasta por ignorancia, pero pudiera también existir algunos entes interesados en que el productor tenga más cantidad de cacao y menos calidad. Recientemente estuve en Trujillo y allí le han ofreciendo a ciertos productores un cacao injertado, que produce al año y medio y rinde mucho, pero me comentaron que no les gusta, aunque otros productores sí lo están aceptando. Debe detenerse la entrada de material CCN-51 a Venezuela.

-La Icco tiene a Venezuela en la exclusiva lista de países productores de cacaos finos de aroma, ¿se corre el riesgo en el tiempo de salir de esta lista de no tomarse las medidas correctivas?
-Claro. Podríamos perder esa categoría.

-¿Qué implicaciones tendría?
-Caerían inmediatamente nuestros precios. Tendríamos que ir a competir con cacaos africanos o corrientes de otros países.

El cacao venezolano, considerado de los mejores del mundo, con características particulares de aromas y sabores, requiere de la protección y unión de todos los sectores venezolanos ligados al grano, empezando por las autoridades del país con sus organismos competentes.